El sistema financiero español deberá aportar el doble al FGD

De acuerdo a lo que indicó hace apenas unas horas la vicepresidenta segunda del Gobierno en funciones, Elena Salgado, los Bancos, Cajas y Cooperativas de España van a tener que aportar el doble de lo que hasta ahora debían depositar al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD).

Este Fondo tiene actualmente depósitos por alrededor de 6.500 millones de euros y debido a esta nueva iniciativa va a poder recaudar anualmente aproximadamente unos 1.600 millones.

La propia ministra de Economía explicó que gracias a esta medida, que ya había sido adelantada a principios de octubre, se espera que el proceso de reestructuración del sistema financiero español no tenga costes para el contribuyente, de la misma forma que tampoco lo tienen los préstamos realizados a las distintas entidades a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

Salgado acordó subir el límite legal de las cuotas que aportan las entidades al FGD desde el 2 por mil hasta el 3 por mil de los depósitos.

Hasta ahora ese límite se ubicaba entre el 0,6 y el 1 por mil, de acuerdo al perfil de las entidades financieras de que se tratase.

El FGD cubre los depósitos de hasta 100.000 euros de los usuarios y desde ahora realizará las actuaciones necesarias para reforzar el funcionamiento y la solvencia de cualquier entidad en problemas.

Con esta subida de las aportaciones de la Banca, el Ejecutivo espera duplicar las estimaciones de los 1.600 millones actuales. Lo concreto es que Salgado aseguró varias veces que el proceso de reestructuración en España tendrá un “coste cero” para los contribuyentes.

El sector bancario ve la medida como una penalización extra en un momento difícil. Para la Asociación Española de Banca (AEB) “resulta a la vez sorprendente e injusto que se incrementen las contribuciones”.

La patronal agrega que estas entidades “no solamente no recibieron ayudas públicas sino que ya han aportado el patrimonio que tenían históricamente constituido en su fondo de garantía.

Así es que la AEB le reclama a las autoridades económicas que se establezca una hoja de ruta “clara y transparente” para poder hacer frente de manera definitiva a la inconclusa reestructuración del sistema financiero.

Acerca de la posibilidad de crear un Banco malo donde agrupar los activos inmobiliarios, Salgado afirmó que el actual Gobierno hizo la tarea que le correspondía y sobre esta nueva iniciativa debe pronunciarse el futuro Poder Ejecutivo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies