S&P amenaza con bajar la calificación a toda la Eurozona

Europa parece condenada a no tener ni 24 horas de tranquilidad.

Después de un día de euforia para la mayoría de los mercados, la agencia de calificación Standard & Poors’s arruinó en buena parte la fiesta con su anuncio de que planea rebajar la calificación crediticia de casi toda la Eurozona.

Y esta rebaja alcanzaría incluso al hasta ahora intocable club de la triple A, que encabeza Alemania e integran también Francia, Austria, Holanda, Finlandia y Luxemburgo.

De la tan temida “previsión negativa” que anuncia problemas en no más de noventa días sólo se salvaron Chipre, que ya tenía esa marca, y Grecia, que ni siquiera fue evaluada.

S&P justifica su decisión por el agravamiento de la crisis y los crecientes problemas en la unión monetaria alrededor del euro.

Además hace hincapié en los mayores riesgos de la deuda soberana de varios países, incluso algunos que ostentan la codiciada triple A.

Los desacuerdos de los líderes europeos acerca de los métodos a aplicar para enfrentar la crisis tampoco ayudan a la hora de calificar a la región. Se suman los muy altos niveles de endeudamiento público y privado y la latente posibilidad de una recesión generalizada para el año entrante.

Los mercados recibieron sin demasiada sorpresa la rebaja de la calificación de Francia, pero no se esperaba que la máxima calificación de los alemanes se pusiese en serias dudas.

La agencia calificadora prometió terminar sus informes lo antes posible después de la cumbre del 9 de diciembre. En el caso de los países que mencionamos anteriormente como triple A la caída será seguramente de un solo escalón. En el caso de los restantes países, como por ejemplo España, Italia y Francia nadie se atreve a pronosticar cuál será la nueva posición en el ranking de calificaciones. Ya España fue degradada en octubre de este año pero no se puede inferir su nueva nota.

S&P explicó en una nota que tomó estas decisiones justo antes de la importante cumbre de los líderes europeos del 8 y 9 de este mes para permitirles “romper los patrones de lo que consideramos ha sido una política a la defensiva y que creció gradualmente” (¿??). Y prometió los resultados de sus nuevos análisis para ese entonces, en lugar de los 90 días que suele tomarse para hacer sus informes sin apuro…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies