Soluciones alternativas al “Banco malo”

Cristóbal Montoro, el portavoz económico del PP, próximo partido gobernante en España, afirmó hace pocas horas que a su juicio hay opciones que calificó de “intermedias” para recuperar la confianza de la gente en el sistema financiero español antes de tomar la decisión de crear un “Banco malo”.

De acuerdo a las declaraciones periodísticas del dirigente popular esta medida, que es equivalente a reunir todos los activos dañados que se vinculan al sector inmobiliario y que hoy en día siguen en los balances de los Bancos españoles en un solo Banco con garantía del Estado, haría que los costes de la reestructuración del sector recayese sobre los contribuyentes.

Para Montoro hay fórmulas intermedias que en su momento se aplicaron en otros países con el objeto de sanear el sector bancario. Los activos inmobiliarios que están en los Bancos a determinado precio no tienen salida porque no hay demanda para ese nivel de precios. Pero crear un Banco malo haría que los contribuyentes terminen pagando por los activos deteriorados.

Es clave superar a la mayor brevedad posible las tensiones que enfrenta el sector financiero español para poder dirigir el crédito a familias y empresas, la única forma de reactivar la economía del país.

Montoro asegura que el PIB español se estancó en el transcurso del verano que está terminando a causa de los planes de ajuste del gobierno saliente y que deberán persistir durante un tiempo con el nuevo gobierno de Mariano Rajoy, aún a riesgo de una recaída en la tan temida recesión.

El nuevo Ejecutivo, que va a asumir sus funciones en una semana, va a continuar hasta nuevo aviso con los recortes de gasto. La idea es utilizar el camino positivo que abrió la cumbre europea apostando por más rigor, austeridad y equilibrio de las cuentas públicas como pilar fundamental para el saneamiento de las economías nacionales.

En este sentido Montoro aseguró que la política de su partido pasa por actuar fuertemente sobre los gastos y no tocar los ingresos. Los grandes impuestos no pueden ser tocados porque ya la economía está muy parada y esto nos traería más paro y menos crecimiento económico.

“Deberán hacerse presupuestos más austeros, y hacer reformas y no recortes, como por ejemplo en el campo de la sanidad, donde todos saben que el despilfarro es muy importante”, admitió el dirigente.

Reconoció también que recuperar el empleo va a llevar su tiempo, tal como lo admitió la OCDE. En el 2.012 es “casi seguro que no se podrá generar nuevo empleo genuino”, dijo Montoro.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies