En noviembre el recurso de la banca española al BCE tocó niveles máximos

El en la práctica cierre de los mercados de crédito se ha transformado en un fuerte dolor de cabeza para la banca de muchos países. Y en el caso de España, el sistema financiero se vio obligado a subir en un 28% el recurso a las medidas extraordinarias de liquidez del Banco Central Europeo (BCE).

Con este repunte, el total de dinero que las entidades españolas tenían en ese momento pendiente de devolución al instituto emisor europeo llegó a casi 98.000 millones de euros, una cifra que hace retornar a los niveles más altos por este concepto desde setiembre del año anterior.

Y frente al conjunto de la Eurozona, la apelación del sector financiero español al BCE también marca cifras récord y roza, con el 26,2%, el máximo al que llegó en julio del 2.010.

Puede constatarse que las restricciones al crédito entre los Bancos está subiendo mucho y amenazan con empujar a la Eurozona a una nueva y dura recesión. Estas restricciones le están pasando la factura al sistema español, el que cuando la situación era de normalidad representaba el 12% de todo el Eurosistema, menos de la mitad del guarismo con el que cerró el mes pasado.

Así es que el BCE anunció el jueves de la semana pasada ayudas masivas al sector para tratar de minimizar los “desastres” que se están produciendo por el recrudecimiento de la crisis de deuda, particularmente en lo que atañe al incremento de la desconfianza entre las distintas entidades.

El crédito que la banca española solicitó al organismo que preside Mario Draghi ya representa un 59% más al que debió solicitar en el mismo mes de noviembre pero del 2.010, cuando debió pedir 61.527 millones de euros, aunque es un 26% inferior al de julio de este año, cuando se tocó el nivel máximo de 131.900 millones de la moneda común.

Por otra parte, el importe que el sistema español tiene todavía pendiente de liquidación frente al conjunto del Eurosistema subió el mes pasado al 26,2%, casi un 7% más que en octubre y a pesar de que los pedidos de la banca europea al BCE cayeron un 21% con 373.500 millones de euros.

Estos datos confirman las dificultades de la banca española para financiarse en los mercados mayoristas, una situación similar a la de los más graves momentos de la crisis de la deuda pública.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies