Bankia, a la búsqueda de reducir gastos

Bankia se ha fijado como objetivo algo que no es ya ninguna novedad en todos los estamentos de España, tanto en la actividad pública como en las empresas privadas: la reducción drástica de los gastos.

Y en su caso este objetivo es claro y tiene cifras preestablecidas. Sus gastos recurrentes deberán bajar al menos 700 millones de euros hasta el año 2.013. De acuerdo a lo que explican los directivos de la entidad, esta reducción se logrará después de que se complete totalmente la integración y los procesos de unificación que se derivan de la puesta en concordancia de redes y procesos integrales.

Si ahora, de acuerdo a los datos brindados por la propia entidad, los gastos son de 1.800 millones de euros, la rebaja que se proponen lograr implica una reducción de los mismos de aproximadamente el 38%.

Lo concreto es que Bankia va a aprobar un ambicioso plan de inmuebles para conseguir la optimización de la estructura de costes de los servicios centrales y las distintas delegaciones. También se le va a dar especial importancia a un complejo proceso de racionalización de los sistemas de compras en todas las áreas que lo requieran.

La entidad ya presentó las líneas de trabajo estratégicas que va a implementar en los próximos cuatro años para poder conseguir multiplicar su rentabilidad y mejorar de este modo su eficiencia. En todos estos aspectos, al margen de la reducción de gastos, no se ofrecieron cifras ni objetivos numéricos.

De acuerdo a las palabras del propio consejero delegado de la entidad, Francisco Verdú, el reto que se han propuesto para un horizonte todavía más lejano como lo es el año 2.015 es situar a Bankia en unos niveles de solvencia y rentabilidad que la conviertan en un punto de referencia para el sector financiero español.

Por ahora, y en el curso del primer semestre del año próximo, el objetivo primordial del grupo será mejorar la liquidez, reducir los pasivos, bajar todo lo posible los gastos e incrementar la recuperación de los clientes morosos.

Y otro importante objetivo a cumplir a corto plazo será subir los niveles de capital para cumplir sin sobresaltos con los nuevos porcentajes impuestos por la comunidad europea, bajando así la tasa de morosidad.

La estrategia se va a centrar en tres ejes principales, que serán el negocio asegurador, la banca personal y la banca corporativa.

También se le prestará mucha atención al litigio que en el rubro seguros mantiene con Aviva por el cual la aseguradora le reclama la nada despreciable suma de 944 millones de euros al Banco.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies