Las agencias calificadoras de riesgo siguen haciendo estragos

Como si fuese poco problema para la mayoría de los países de Europa tener que luchar contra los terribles problemas que acarrea todavía la crisis económica global, encima su situación se ve complicada por las notas de solvencia que les son dadas por las principales agencias calificadoras de riesgos.

Ahora es Fitch quien amenazó a España y a otros cinco países de la región con una rebaja de su nota de solvencia. Ya la semana pasada S&P había puesto en dudas la real calificación de varios países europeos, y ahora Fitch puso en perspectiva negativa la calificación de España, Bélgica, Eslovenia, Irlanda, Italia y Chipre. Con esto queda claro que la nota de estas naciones puede sufrir una rebaja en un plazo muy corto. De la misma forma se mantiene la triple A para la nota de Francia, pero igualmente la amenaza de una rebaja también está latente ya que se informó que es inminente la puesta en perspectiva negativa de la misma.

Fitch explicó sus decisiones aduciendo que después de la reunión del Consejo Europeo del 9 y 10 de diciembre cree que una solución global a la crisis de la Eurozona está por el momento “fuera de alcance” para las autoridades de los países involucrados.

A pesar de los compromisos que asumieron los líderes de la UE en esa reunión, lejos están de despejarse las dudas que había antes de la cumbre.

Con respecto a estos compromisos Fitch rescata la decisión de acelerar la creación del Fondo de Rescate y la mayor implicancia que se le pidió al sector privado para la solución de la crisis.

En el caso específico de Francia, la calificadora dice estar segura que la situación negativa generalizada de Europa va a influir negativamente en las previsiones económicas del país. Ya desde que en Mayo se reafirmó la calificación de la nación gala, se recortaron las previsiones económicas de crecimiento para los franceses para todo el año próximo, en concreto desde el 2,1% hasta el actual 0,7%.

Fitch cree que además de todas las medidas anunciadas van a hacer falta otras adicionales para lograr recortar el déficit francés al 3% del PIB en el 2.013 y poder estabilizar la deuda del país por debajo del 90% de su PIB.

Y volviendo a la amenaza de rebajar la nota de España y las otras cinco naciones, Fitch manifiesta que el carácter global de la crisis hace que la solución a este problema sea de muy difícil pronóstico.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies