Otra vez la banca española con muy altos niveles de morosidad

Desde hace varios meses la morosidad de la banca de España volvió a subir con persistente fuerza. Ya en octubre pasó del 7,16% que se había registrado en setiembre, un mes bastante tranquilo en cuanto a estos guarismos, al 7,41%, de acuerdo a datos oficiales del Banco de España.

Con esta subida de más de 0,25% en el séptimo mes consecutivo al alza después del muy leve alivio del mes de marzo, la cifra total de dudosos está en un nuevo récord de poco más de 132.000 millones de euros. Y la tasa de mora llega a su punto más alto en los últimos 17 años, desde noviembre de 1.994, cuando llegó a la histórica cifra del 8%.

Esta subida de los créditos morosos, que técnicamente son aquéllos que llevan tres o más meses impagados tuvo lugar a pesar de que se registró un nuevo descenso en el volumen total de créditos pendientes de devolver por las familias y las empresas españolas, volumen que cayó casi 10.200 millones de euros hasta los 1,77 billones de la moneda común, siempre según los datos del supervisor.

Si la cuenta se realiza en efectivo, es decir en dinero contante y sonante, los préstamos en condición de morosos en Bancos, Cajas de Ahorro, Cooperativas y Establecimientos Financieros de Crédito (EFC) se situaron en el pasado mes de julio en prácticamente 132.000 millones de euros, o sea 32.000 millones por arriba de la barrera psicológica de 100.000 millones que se había superado en el mes de mayo del año pasado.

Así es que cada mes que la crisis económica avanza la morosidad de la banca sigue acercándose a su récord histórico, el de febrero de 1.994. Fue en aquel mes que la tasa de impagados llegó al 9,15%, a pesar de los cual la cifra pendiente de pago de los morosos era de sólo 23.853 millones de euros.

Todos los expertos coinciden en que el presente ejercicio va a cerrar con una tasa de morosidad muy cercana al 8%, en la que influirá por supuesto la muy mala situación económica de la población y la persistente y continua caída del crédito. Al ser menor el saldo de préstamos, mayor importancia relativa cobra el número de impagados.

Todos estos datos acerca de la morosidad en el sistema financiero español se dan a conocer en medio del debate que se está dando sobre la creación de un Banco malo en España. Y esta medida, en síntesis, no es otra cosa que reunir todos los activos dañados vinculados al sector inmobiliario que en la actualidad siguen en los balances de los diferentes Bancos en una única entidad con garantía del Estado. El objetivo principal de esta determinación es sanear el sector financiero para que se pueda reactivar el crédito.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies