Para el nuevo ministro de Economía la creación de empleo es objetivo primordial

Al momento de su asunción, el nuevo ministro de Economía y Competitividad de España, Luis De Guindos, demostró sus dotes para dar a conocer sus ideas de manera breve, clara y contundente, como para que la prensa no tuviese demasiado trabajo en enviarlas a sus redacciones o a sus páginas web.

De Guindos recibió del presidente Rajoy las carteras de tres ministros salientes, Elena Salgado, Miguel Sebastián y Cristina Garmendia. Y se estrenó como tal con un discurso conciliador en el hizo mucho hincapié en el espíritu de diálogo de su gestión. Señaló textualmente que “hay que recuperar la senda del crecimiento y la generación de empleo y prosperidad que no debió abandonarse nunca. Este es el objetivo número uno del Gobierno”.

Agregó que siempre le ha tocado “bailar con la más fea” y remachó que “ahora nos toca a nosotros”, mirando fijamente a Montoro, ministro de Hacienda, Báñez, ministra de Empleo y Arias Cañete, ministro de Agricultura, quienes seguían atentamente sus palabras desde las primeras filas.

Ahora deben tomar de manera urgente medidas en política económica, en el campo laboral y en todo lo concerniente al sistema financiero español. Aseguró De Guindos que, al vivir un momento de crisis múltiples, tiene un grave problema por delante, porque no se puede descuidar ningún flanco y todos deben ser tratados con igual urgencia, aunque recalcó que el tema del empleo “es prioritario”.

Siempre España tomó decisiones correctas en los momentos claves y éste es quizás el más importante, por lo que “falta le va a hacer volver a tomarlas”.

A De Guindos le tocará centrarse más en las políticas de expansión, productividad y confianza de los inversores, además de representar al país en Bruselas. Báñez tendrá que negociar con sindicatos y patronal la tan mentada reforma laboral y Montoro deberá ocuparse de la política de recortes, es decir reducir el déficit y ordenar las comunidades autónomas españolas, algo por cierto nada sencillo. Éste último dijo que su política “no será de recortes, sino de reformas”. Habrá que esperar el correr de los meses.

Montoro aseguró que la situación de las autonomías puede y debe mejorarse. Y como principal responsable de todos los nuevos funcionarios les hizo un guiño al igual que De Guindos al pedirles que “trabajen con eficacia y sirvan de trampolín para recuperar el crecimiento y la creación de empleo”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies