Repsol compró una empresa rusa por 178 millones de euros

Repsol-YPF, una de las mayores Empresas de España, adquirió la compañía de origen ruso de exploración y producción Eurotek en una cifra muy próxima a los 180 millones de euros.

Esta compañía es dueña de varias licencias de hidrocarburos en la región de Siberia Occidental, de acuerdo a lo que explicó la petrolera española en una nota enviada a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En el paquete de activos que Repsol adquirió se hallan las licencias de los ahora en boga campos de gas de Syskonsyninskoye (SK), que están prácticamente en la fase final de su desarrollo y se espera que comiencen a producir este mismo 2.012, y Yuzhno-Khadyryakhinskoye (YK), que está terminando de delinearse y podría comenzar su producción en el año 2.016.

Al parecer la intención de Repsol es incorporar en el curso de este año los activos comprados a AROG, la sociedad conjunta que se creó con Alliance Oil. De esta forma cumple con lo pactado de aportar activos y capital a la sociedad de capital de riesgo, la que en estos momentos está valorada en unos 650 millones de euros.

En otro orden de cosas Repsol Sinopec le comunicó el jueves pasado a las autoridades de Brasil, país donde está operando, que el consorcio de exploración y explotación que está formado por Petrobrás con un 45%, Repsol Sinopec con el 25% y BG Group con el 30%, está ahora en condiciones de comenzar la comercialización tanto del petróleo como del gas que se halló en el área de Guará en la Cuenca de Santos.

Este nuevo campo operacional, que lleva el nombre de Sapinhoá es uno más de los muchos descubrimientos de crudo que se hicieron últimamente en aguas jurisdiccionales brasileñas y a la vez uno de los más grandes de todo Brasil, además del hecho de que este yacimiento está formado casi en su totalidad por crudo de excelente calidad.

Esta denominada “Declaración de Comercialidad” que se dio a conocer el jueves de la semana anterior finalmente se adelantó un año a los plazos inicialmente previstos, ya que el plazo final para el Plan de Evaluación que debían aprobar las autoridades brasileñas era el 31 de diciembre de este año que recién comienza.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies