Las empresas españolas reducen dividendos por su debilidad económica

Como se sabe la Bolsa de España ya acumula dos años consecutivos de caídas y eso transformó a los dividendos en casi un chaleco salvavidas para muchos inversores.

El tema espinoso es que debido a sus serios problemas económicos derivados de la crisis muchas de las principales empresas del país, como por ejemplo FCC, Endesa y Telefónica, revisaron a la baja sus políticas de retribución. Incluso algunas ya avisaron que comenzarán a aplicar el novedoso sistema de retribuciones “mixto”, es decir que le ofrecerán al accionista cobrar en acciones o en metálico, o un porcentaje de cada una de las dos formas de pago.

Para los especialistas esta nueva tendencia tiene su lógica habida cuenta de la actualidad económica española, y creen que este sistema se va a extender a más compañías en los próximos meses. Víctor Peiro, el responsable de análisis de Bankia Bolsa, asegura que la medida es la adecuada, porque con el rendimiento actual de los bonos a diez años no tiene sentido pagar rentabilidades en concepto de dividendos superiores al 6%.

La crisis económica caló hondo en las cuentas empresariales. Tengamos en cuenta que entre enero y setiembre del 2.011las ganancias conjuntas de las empresas que cotizan en el Ibex 35 cayeron algo más del 20%. Y para el 2.012 se vaticina un ligero repunte de las ganancias empresariales del orden del 6%, aunque incluso este porcentaje podría ser exagerado si no mejoran las perspectivas de recesión generalizada de la Eurozona.

Se estima que los grupos del índice selectivo van a repartir prácticamente 26.000 millones de euros entre sus accionistas por el ejercicio 2.011 y poco más de 25.000 millones en el ejercicio del 2.012, de acuerdo a datos que dio a conocer la consultora Factset.

Ya desde el año 2.008 las cotizadas están ajustando sus dividendos, como una forma de adaptarse al deterioro macroeconómico y a sus problemas para generar flujos de caja.

Y los grupos empresariales cuyo negocio se concentre especialmente en España serán los que más recortes deberán anunciar en su remuneración al accionista.

Algunas opciones que podrían tomar impulso para compensar la caída del pago en metálico a los accionistas son las ampliaciones de capital liberadas, la recompra de títulos a través de de la llamada autocartera para su posterior amortización o la devolución de las primas de emisión.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies