El 2.012 empezó con subidas en algunos servicios y otros congelados

A partir del primer día de este mes de enero volvieron a subir en España las tarifas de los principales servicios básicos como el gas, los peajes y las hipotecas a pesar de que la crisis económica continúa plenamente vigente y tanto el gobierno siguen apelando a la moderación y en algunos casos el congelamiento salarial como principal arma para hacer frente al ajuste propuesto por las autoridades.

Por el contrario se congelaron los precios de la luz y el butano, el salario de los funcionarios y el salario mínimo, al tiempo que las pensiones y los impuestos también sufrieron subidas de distinta magnitud.
Lo cierto es que el valor de los servicios realmente básicos van a seguir subiendo en un año que comienza con una inflación que cerró diciembre en alrededor del 2,4% en tasa interanual después del 2,9% de noviembre del año pasado.

Las tarifas de los peajes de las 27 autopistas que controla la Administración central española subieron un promedio de 3,2% de acuerdo a la región, mientras que las que dependen de las Administraciones Autonómicas deberán fijar cada una los nuevos valores. Quedan pendientes las nuevas tarifas del Renfe y el Transporte de pasajeros de larga distancia.

El Ministerio de Industria, Turismo y Energía confirmó que en este primer trimestre del año sólo subirá el gas.

Los beneficiados por las tarifas reguladas, unos tres millones de usuarios, verán su factura incrementada en una media del 0,5%. Así es que la factura trimestral para un consumidor promedio tendrá una subida media de 0,57 euros. Los beneficiarios del TUR 1, hogares con gas natural sólo para el agua caliente, tendrán aumentos del 0,9% y los del TUR 2, hogares con agua caliente y calefacción, un 0,3%.

En cuanto a la electricidad, el gobierno decidió mantener la tarifa eléctrica de último recurso (TUR) sin cambios, lo que incluye a unos 20 millones de usuarios, y la bombona de butano, usada por alrededor de 7 millones de clientes, también sin cambios por el momento y a un costo de 15,09 euros.

El flamante ministro de Industria, José Manuel Soria, decidió mantener los precios y hacer una revisión completa de los costes en marzo para eventualmente realizar pequeños ajustes.

El impuesto a los hidrocarburos subirá 0,028 euros por litro para los transportistas profesionales tanto de pasajeros como de mercancías, con lo que según sus datos la fiscalidad les supondrá una subida del 9,27%.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies