El presidente Rajoy aprobó avales para la banca

El presidente del Gobierno de España Mariano Rajoy firmó el decreto ley de prórroga de los Presupuestos, y en él se incluyen varias medidas de bastante dureza para los contribuyentes españoles como por ejemplo la subida del IRPF y del IBI.

Pero a su vez este mismo decreto trae dos noticias buenas para la banca española. La primera es que las Cajas de Ahorro pueden evitar quedar convertidas en Fundaciones aún con menos del 50%del capital del Banco con que operan financieramente. Y la segunda medida es la autorización que le confiere al Estado para que pueda otorgar avales de hasta 100.000 millones de euros a la banca en el curso del año que recién comenzó.

Esa cantidad de euros va a servir para el otorgamiento de avales a las emisiones de bonos y nuevas obligaciones que lleven adelante las entidades de crédito con residencia en España y que tengan una actividad destacable en el mercado de crédito nacional. Este aval va a garantizar tanto el monto de la emisión como los intereses ordinarios que genere la misma.

Será potestad del ministerio correspondiente fijar los requisitos para la concesión de avales, entre los que podrán existir diversas condiciones de solvencia que establezca oportunamente el Banco de España. También dicho ministerio establecerá el procedimiento para otorgar estos avales y las comisiones que por este otorgamiento se cobre a la entidad involucrada.

Debemos recordar que el otorgamiento de avales públicos a la banca fue un procedimiento bastante común de la mayoría de los gobiernos de Europa incluido el de José Luis Rodríguez Zapatero durante los momentos más duros de la primera parte de la crisis financiera debido a la desconfianza de los inversores internacionales para sus operaciones financieras.

Cuando esta crisis se transformó en una crisis de la deuda pública, en algunos países como España dejaron de ser útiles por tener un coste prohibitivo, ya que las entidades debían hacer frente al precio del aval más la prima de riesgo del avalista.

Después, ante la casi desaparición de los mercados de financiación mayorista fue el Banco Central Europeo quien asumió el total del protagonismo para la financiación de la banca.

Basta recordar que en la subasta que se realizó en diciembre a un plazo de tres años, el BCE prestó a los Bancos de la zona del euro poco menos de medio billón de euros.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies