El Gobierno controlará los presupuestos comunitarios

El nuevo Gobierno de España al mando de Mariano Rajoy aprovechará las dificultades de liquidez que presentan en estas épocas la mayoría de las Comunidades Autónomas para ajustar los controles financieros sobre las mismas. En el mes de marzo próximo la idea es aprobar una ley por la cual se exija el previo control por parte del Gobierno central de los Presupuestos de las Comunidades Autónomas, de acuerdo a lo que expresó el ministro de Economía Luis de Guindos en declaraciones periodísticas.

Esta ley va a fijar “estrictos instrumentos de control sobre los presupuestos regionales de las Comunidades Autónomas” en marzo próximo, y De Guindos dijo que va a haber un control previo, o sea que antes de aprobar sus respectivos presupuestos, las Comunidades necesitarán indefectiblemente el visto bueno y la “luz verde” de la Administración Central.

En las pocas semanas que llevan dirigiendo los destinos de la nación, los equipos de trabajo de Rajoy confirmaron las dificultades de liquidez autonómicas y en cierta forma las tomaron como una oportunidad que no se da todos los días. Es que estas dificultades permitirán a las autoridades centrales imponer duras condiciones y medidas para frenar el déficit de la mayoría de las regiones españolas.

Este control previo a las Comunidades no es sino una especie de traslación a escala nacional de las medidas de gobernanza económica establecidas para los países de la Unión Europea.

Por supuesto que estos estrictos controles sobre las finanzas autonómicas seguramente despertarán recelos en varias Comunidades, y en especial en la región de Cataluña. Allí el presidente de la Generalitat Artur Mas viene usando como argumento para justificar los fuertes recortes presupuestarios su voluntad de evitar que el Estado intervenga Cataluña y se “entrometa” en las finanzas de la Comunidad.

La declaración del ministro de Economía de España acerca de los futuros planes del Gobierno se produjo un día después de conocerse que la Administración Central debió salir al rescate de la Comunidad Valenciana dándole apoyo financiero para que pudiera hacer frente al vencimiento de un préstamo en cuyas cuotas ya estaba bastante atrasado.

Con respecto a las reformas financieras De Guindos descartó la opción de la creación del “Banco malo” que agrupe todos los activos tóxicos. En vez de este Banco, lo que pretende es que los Bancos doten provisiones para que se acerque el valor contable de esos activos al valor real de mercado. De Guindos calculó que harán falta unos 50.000 millones de euros para sanear totalmente el sistema.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies