Sanear los Bancos costará unos 50.000 millones de euros

En los primeros días de enero el ministro de economía de España, Luis De Guindos, dio a conocer las primeras estimaciones acerca del saneamiento adicional que de acuerdo a los cálculos gubernamentales van a necesitar los Bancos y Cajas españoles.

De Guindos estimó esas provisiones en alrededor de 50.000 millones de euros, las que deberán ser usadas para la puesta en valor real el valor contable de los activos inmobiliarios. Aclaró que estas provisiones podrán absorberse en el transcurso de varios años.

De acuerdo a datos oficiales del Banco de España, las entidades financieras españolas ya llevaron adelante un saneamiento que equivalió al 9% del Producto Interno Bruto (PIB) entre los años 2.008 y 2.010, en pleno auge de la crisis económica global.

De Guindos aseguró que “tenemos un problema inmobiliario en España, pero es manejable. Esos 50.000 millones son en torno al 4% del PIB. Esto no es Irlanda. Es un orden de magnitud completamente distinto”.

El ministro de economía español insistió en varios pasajes de sus declaraciones en el hecho de que era vital que el saneamiento a llevarse a cabo sin que esto supusiese una carga para el Tesoro Nacional.

Al parecer ya la administración de Mariano Rajoy ha desistido de crear un Banco malo con financiación estatal para que agrupe y se ocupe de los activos tóxicos del ladrillo que tanto están complicando los balances de la mayoría de las entidades financieras de España.

En lugar de este Banco que nunca verá la luz tanto el Gobierno como el Banco de España al parecer optarán por exigir a todas las entidades el saneamiento de sus balances y la concentración institucional, de forma tal que aquellas entidades más débiles que no puedan hacer frente al saneamiento exigido sean absorbidas por las más fuertes.

El ministro dice estar seguro que la gran mayoría de las entidades podrán hacer frente a esos saneamientos y provisiones con capitales producto de sus propios beneficios, al tiempo que dijo creer que toda esta operación se podrá hacer no en un año sino en varios ejercicios.

Estas declaraciones se dan de narices con las palabras dichas por el presidente Rajoy en su discurso de investidura, cuando aseguró que quería culminar el saneamiento y reestructuración de todo el sector financiero durante el primer semestre del 2.012.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies