Después de fusionarse, BA mejoró su tráfico e Iberia se estancó

Casi exactamente un año atrás se produjo la fusión entre Iberia y British Airways para dar nacimiento a un nuevo hólding financiero que se dio en llamar International Airlines Group (IAG).

El objetivo principal de esta unión, como es lógico suponer, fue el de crecer y ganar mercados, algo que dadas las actuales circunstancias de crisis generalizada, era muy difícil de lograr para cualquier empresa aérea por separado.

Lo cierto es que doce meses después de la fusión, los resultados indican que a ambas aerolíneas les ha ido de manera muy diferente. Así mientras BA creció un 10% en el índice de pasajeros por kilómetro transportados (PKT), Iberia se estancó al no presentar casi diferencias en ese índice, ya que mostró una subida de apenas el 0,1% en el mismo lapso.

IAG presentó a principios de este mes de enero un balance de 51,6 millones de pasajeros transportados en este primer año da alianza, lo que si se ve desde el conjunto supone una mejora del 2,1% comparado con el mismo período del ejercicio anterior.

Los “sufrimientos” del grupo se produjeron en el mercado interior. Los vuelos nacionales de ambas compañías, dentro de España y del Reino Unido, perdieron en promedio un 12,3% de pasajeros y la cifra resultante fue de 12,3 millones de personas transportadas.

Tampoco ayudaron en las rutas a África, Oriente próximo y sudeste asiático la repercusión de los numerosos conflictos internacionales que se produjeron en esas regiones. Allí la clientela cayó un 2%. En el caso de los enlaces a las distintas ciudades de los Estados Unidos se produjo el mayor incremento en el tráfico de pasajeros con un 12% de subida.

En el informe que dio a conocer la compañía se manifiesta que de enero a diciembre del 2.011 la demanda del grupo en pasajeros por kilómetro transportados subió un 7,2% y la oferta tomada en asientos por kilómetro ofertados (AKO) también subió en la misma proporción.

El pasado mes de diciembre IAG transportó 3,8 millones de pasajeros, un 10% más en cifras interanuales, a pesar de la huelga de Iberia por la creación de su filial de bajo coste, Iberia Express. Hubo un par de días que por esa protesta la empresa española transportó la mitad de los pasajeros que usualmente vuelan en sus aviones.

En el caso de BA, el mal tiempo reinante en el Reino Unido también afectó los vuelos durante un par de días de diciembre.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies