Cada vez más lejos el pacto laboral entre sindicatos y empresarios

Hacia el lunes 9 de este mes los líderes de los sindicatos y los empresarios españoles tomaron la iniciativa de la negociación para ver si se consigue alcanzar un gran pacto laboral. Ignacio Fernández Toxo (CC OO), Cándido Méndez (UGT) y Juan Rosell (CEOE) se encontraron en la sede de la patronal para intentar enderezar el rumbo de las conversaciones que se había “torcido” en víspera de Reyes. Y trascendió según varias fuentes de la negociación consultadas que dicho rumbo no pudo ser cambiado sustancialmente. Continua habiendo una distancia enorme entre las distintas posiciones y cada vez los tiempos se achican más, independientemente de las fechas establecidas para llegar a un acuerdo. Porque éste no parece ser un problema de fechas sino de ideologías.

Lo cierto es que ninguna de las partes ha tirado la toalla y después de la reunión de los líderes se reunieron los técnicos previamente a una nueva reunión de las máximas autoridades de todas las partes involucradas.
Sin embargo desde hace ya unas semanas el pesimismo ha ganado terreno, a punto tal que no son pocos los que creen que la actual situación es muy similar a la del pasado mes de mayo. Recordemos que en ese momento las conversaciones para una reforma consensuada de la negociación colectiva fracasaron a último momento cuando ya todo parecía acordado por las exigencias extremas que puso la CEOE sobre la mesa de negociaciones.

Todos conocen las insalvables distancias que hay en temas fundamentales como contratación, convenios y despidos. Entonces en estos días tanto sindicatos como empresarios tratan y tratarán de salvar al menos aquéllos puntos de las conversaciones que ya estén cerrados o próximos a cerrarse.

Y se esforzarán sobre todo en buscar el tan ansiado pacto sobre los salarios, una tarea titánica y de muy difícil pronóstico.

Hace ya tiempo que Toxo, Méndez y Rosell no logran salvar las diferencias en esta materia. La CEOE quiere que los salarios se congelen en el 2.012 y 2.013. Y en el 2.014 estaría dispuesta a dar un mínimo aumento de sueldos siempre y cuando la situación económica de España varíe sustancialmente.

Pero los sindicatos no quieren oír hablar de congelación de ninguna manera. Podrían llegar a pactar que los sueldos suban menos que la inflación este año y el próximo, pero de ninguna forma que éstos sean congelados. Para el 2.014 exigen que se garantice a los trabajadores que éstos recuperen poder adquisitivo perdido los dos años anteriores.

La discusión sigue y los resultados son más que inciertos…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies