La economía alemana se estancó a fines del año pasado

Alemania, la primera potencia de la Eurozona y una de las principales potencias del mundo, presenta una economía que le permite seguir la senda del crecimiento aún a pesar de la crisis de la deuda. Pero de cualquier forma no es inmune al proceso de deterioro que están presentando sus principales socios de la zona del euro, deterioro principalmente debido a la terrible campaña de recortes que deben realizar para bajar los muy altos niveles de déficit público que presentan.

Prueba de esto es la caída, no muy grande pero sí significativa, que tuvo la subida del PIB alemán, que pasó del 3,7% en el 2.010 al 3% el año pasado.

La merma de compras de sus vecinos y la caída de la actividad en toda la Unión Europea hizo que la economía alemana sufriera una contracción en el último trimestre del 2.011. Así es que un estudio de la Oficina Federal de Estadística alemana (Destatis), indicase una baja de alrededor de un 0,25% en la economía germana. Por eso la recuperación económica del país se produjo principalmente en la primera mitad del año, con un fuerte nivel del consumo privado.

Gracias a esto se pudo bajar el déficit público alemán al 1%, por lo que los alemanes pueden respetar por vez primera en tres años el límite del 3% que fija el Pacto de Estabilidad del euro.

Las cifras de la macroeconomía alemana indican que en el conjunto del 2.011 el consumo privado creció un 1,5% frente al 0,6% del 2.010. Asimismo se verifica que hubo una caída adicional del desempleo, por lo cual la tasa de paro cayó a su nivel más bajo desde la reunificación del país hace ya veinte años.

La importante demanda de nuevos puestos de trabajo en las industrias de servicios ayudó a la expansión generalizada del sector privado.

Las exportaciones alemanas mostraron una rápida recuperación de la crisis del 2.008 y 2.009, aunque hacia fines del año pasado el entorno europeo hizo que las cifras exportadas cayeran más de lo previsto.

José Luis Martínez Campusano, director de estrategias del Citi en España asegura que hay pocos analistas que esperen una recesión, es decir dos trimestres consecutivos a la baja, en territorio alemán.

La mayoría de los analistas europeos esperan para el 2.012 un crecimiento de la economía alemana algo mayor al 0,5%, frente al 1% que anticipó el gobierno de Ángela Merkel. Este avance se contrapone por completo con la caída promedio del 1,2% que se espera sufrirá el resto de la zona euro.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies