Ahora los españoles posan sus miradas en el Oeste

Esta actual gran crisis económica a nivel global, como todas las crisis de gran magnitud, da origen a éxodos masivos de personas en todo el mundo en busca de nuevos y mejores horizontes. Lo que sucede es que a veces la crisis en sí es tan grande que no hay lugar dónde “escapar” de la afligente situación por la que atraviesan millones de personas.

En España, trabajadores altamente calificados y preparados para ejercer sus tareas se enfrentan a una tasa de paro que supera el 20% desde hace ya demasiado tiempo. Y entonces han empezado a protagonizar una lenta pero incesante fuga hacia el oeste, del otro lado del Atlántico, con la mira puesta sobre todo en los Estados Unidos, un país que a pesar de ser el que dio el puntapié inicial a esta terrible situación económica y financiera mundial tiene hoy por hoy mejores perspectivas económicas y laborales.

Ya son muchos los españoles, profesionales o no, que se afincaron en los Estados Unidos intentando comenzar una nueva vida sin privaciones y donde sus saberes sean correctamente tenidos en cuenta.

Frases como “en España es difícil encontrar un trabajo digno por méritos propios” o “aquí me siento valorado con una buena proyección profesional y muchas posibilidades de mejorar” son cada vez más escuchadas del otro lado del gran océano.

El problema se presenta con los papeles necesarios para poder residir legalmente en Estados Unidos. Cada año el gobierno estadounidense entrega alrededor de 140.000 “green cards” o permisos de residencia.

A cada país, no importa cuál sea, se le otorgaba un máximo del 7% de esos permisos, pero en diciembre del año pasado se cambió la Ley ampliando ese límite al 15% dándole prioridad a las necesidades del mercado laboral y con beneficio para los países con mayor demanda de visados como México o China, en detrimento de los aspirantes a ingresar desde las naciones más pequeñas como España.

De esos visados, unos 55.000 se entregan a través de un sorteo que efectúa anualmente el Departamento de estado norteamericano. Hoy en día participan de ese sorteo casi 20 millones de personas, y cada vez más españoles figuran entre los aspirantes. En el que se efectuó para dar los permisos de residencia para el año 2.013, participaron 15.362 españoles mientras que en el sorteo anterior lo habían hecho alrededor de 7.000, y hubo tan solo 232 afortunados que lo consiguieron.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies