¿Se resuelve la mayor incógnita financiera española?

Desde muchísimo antes de la aparición de la crisis económica global, en realidad desde hace ya dos décadas, se viene especulando en el ambiente financiero de España con la fusión entre La Caixa y Caja Madrid, entidad ésta que hoy esta pilotando Bankia. Es un rumor recurrente en el mercado español que cada tanto cobra nuevos bríos, y por una razón u otra al final no se lleva adelante.

Lo cierto es que la realidad económica, financiera y política cambió mucho en estos veinte años y parece empujar en la dirección de una fusión.

Y al parecer el último impulso provino del Gobierno, a través del ministro de Economía Luis de Guindos. Éste rechazó la creación de un Banco malo que aglutinara los peores activos financieros por entender que debe procederse al saneamiento de las entidades a través de las fusiones, donde las mejores absorberían a las más débiles. Y la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría reafirmó que debe haber menos entidades que tienen que ser más fuertes para poder dar nuevamente créditos.

Son varios los factores que están lastrando las cuentas de las entidades, y esto se agudiza en las que dependen más de los activos inmobiliarios en sus balances, entre las que se destaca Bankia por la herencia recibida de Bancaja. Así es que la entidad que preside Rodrigo Rato busca entre varias opciones posibles para su futura integración, como podría ser el caso del BBVA, el Santander o Caixabank, y la que más adecuada parece al presente del ámbito financiero español es la de su integración con la entidad catalana, que es dirigida por Isidro Fainé.

Pero las dos entidades, ambas cotizantes en Bolsa, niegan por el momento que mantengan conversaciones dirigidas a su fusión. Del lado de Bankia afirman que intentarán mantener la estrategia diagramada en solitario.

Rato aseguró textualmente que “No hay ninguna operación corporativa planteada en Bankia. Estamos centrados en el desarrollo del Plan Estratégico 2012-2015 y en completar el proceso de integración tecnológica de las siete cajas que conforman la entidad”.
Incluso un rumor que recorre el mercado acerca de que Caixabank necesita reducir y mucho su extensa red de más de 5.000 oficinas haría viable el tema de una fusión.

Rato y Fainé tienen una estrecha relación personal y profesional, que se acrecentó cuando Rato trabajó como consejero internacional de La Caixa.

Y hay fuentes financieras que aseguran que el Banco de España estaría al tanto de las tratativas de fusión.

Lo concreto es que por ahora no hay nada oficial, pero cuando el río suena…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies