Según Rato, Bankia podrá seguir adelante sin ayudas públicas

Este último viernes Rodrigo Rato, el presidente de Bankia, afirmó categóricamente que la entidad que preside “podrá seguir adelante en solitario, sin necesidad de ayuda pública y sin tener que vender activos estratégicos”.

De esta forma intentó alejar los rumores, que son cada vez más insistentes, sobre el incierto futuro de la primera entidad financiera de España por su volumen de negocios.

Al ser consultado acerca de si Bankia podría acabar en otras manos, Rato respondió enfática y textualmente que “no contemplamos operaciones de ningún tipo, pero no comentaré rumores. Tanto el presidente de La Caixa, Isidro Fainé, como el del BBVA, Francisco González, han desmentido cualquier fusión”.

Rodrigo Rato aseguró también que la provisión que exige el gobierno español es de 5.070 millones, entre necesidades de capital y provisiones. Y según él este saneamiento va a ser terminado para el mes de diciembre de este 2.012 que recién comienza. Y para lograr estos fines Rato afirmó que Bankia cuenta con capacidad para generar hasta 8.000 millones de euros en capital por la venta de activos no estratégicos y por la transformación de preferentes y subordinadas en acciones.

Cuando se le consultó sobre si se lograría alcanzar esta meta sin entrar en números rojos, Rato no fue muy explícito sino más bien escueto y prudente. Dijo que ese era el objetivo de la entidad, es decir no generar pérdidas, y que sobre esa base se estaba trabajando. Pero su entusiasmo dialéctico no fue más allá de esas afirmaciones.

Tampoco se refirió el presidente de Bankia a la rebaja de sueldo que le supuso el real decreto por ser una entidad con ayudas públicas. Recordemos que Rato ha pasado de ganar 2,3 millones de euros al año a tan solo 600.000. Dijo que no le parecía adecuado hacer referencia a “temas personales”.

Tampoco debe olvidarse que Rato fue ministro de Economía en un gobierno del PP y el jefe de Luis de Guindos, el actual ministro del área, quien entonces era secretario de Estado de Economía.

Bankia no obtuvo en el año 2.011 resultados espectaculares. Ganó 309 millones de euros, un 13% menos que en el 2.010 y 100 millones menos del que había sido su objetivo a principios del año pasado. Y estos magros resultados se deben en buena parte a la morosidad y los cambios regulatorios que exigen más capital y más provisiones.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies