Moody’s le rebaja la nota de la deuda a España y otros países

En esta especie de “carrera” que parecen haber comenzado entre ellas desde hace ya lamentablemente bastante tiempo, primero fue S&P, una semana después le tocó el turno a Fitch y ahora es Moody’s la calificadora de riesgos que se suma a los cambios de calificaciones, y no precisamente para mejorarlas.

Estas agencias calificadoras están convencidas que la nuevamente incipiente recesión y la frustrante lentitud que muestran los líderes europeos en su respuesta a la difícil situación están erosionando peligrosamente la solvencia de la deuda pública en la mayoría de los países de la Eurozona.

Y siguiendo con los criterios de estas calificadoras como sucedió varias veces en el transcurso de esta larga y angustiante crisis económica, éstos confluyen siempre para el mismo lado cuando no son exactamente iguales.

Ahora la rebaja de ratings que anunció hace apenas unas horas Moody’s afecta a seis países de la zona del euro, entre los que figuran España, Italia y Portugal.

Ésta era en cierta forma una decisión previsible y va hasta en contra de la actual tendencia de los mercados internacionales, los que desde hace unas semanas están presionando algo menos sobre la prima de riesgo de la mayoría de las naciones de la Eurozona por la enorme inyección de liquidez que lleva adelante el BCE.

España es nuevamente quien peor sale parada del nuevo examen de Moody’s, ya que su calificación baja dos escalones. Portugal baja un escalón pero esa caída coloca sus bonos al nivel que los mercados consideran como “bono basura”.

En el caso español la nota pasa de A1 (notable alto) a A2 (notable bajo),que es el sexto escalón en la lista de calificaciones de Moody’s. Recordemos que en enero ya la nota española había sido rebajada dos niveles al igual que en el caso de Italia, Malta y Portugal, quienes ahora sólo son degradados en un escalón.

En la nota que Moody’s difundió el pasado lunes por la noche se señalan dos factores fundamentales para explicar la severidad con que se trató a la nota de los españoles. De acuerdo a los cálculos de la calificadora, la desviación presupuestaria del año pasado impedirá recortar este año el déficit más allá del 5,5 ó 6% del PIB, es decir muy lejos del objetivo fijado del 4,4%.

Por otra parte, Moody’s está convencida que la recesión golpeará la economía española con todavía más fuerzas, lo que se traducirá en una caída del PIB en términos anuales de entre el 1 y el 1,5%.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies