Sarkozy defiende los recortes “para no acabar como Grecia o España”

El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, aseguró nuevamente que los recortes al gasto público que ha aplicado y continua aplicando su administración son estrictamente necesarios para “no acabar como Grecia o España”. Y se preguntó retóricamente quién querría hoy en día estar en la situación griega o en la española, donde los salarios de la administración pública se redujeron y las horas de trabajo han crecido proporcionalmente.

En una visita a la nueva sede de la Gendarmería Nacional, el presidente francés prometió seguir aplicando en forma sistemática la regla de no reemplazar a uno de cada dos funcionarios públicos que se jubilan, con lo que a la larga la administración pública perdería cerca del 50% de sus agentes. Y manifestó que esa decisión no “había sido tomada por gusto, sino porque era estrictamente necesaria”. Sarkozy reiteró en varias oportunidades que su máxima intención es “desintoxicar” a los franceses del gasto público excesivo.

A diferencia de sus pares de Alemania, las autoridades francesas se mantuvieron en un nivel de opinión muy bajo acerca de la aprobación del Parlamento griego del nuevo plan de ajuste en medio de una fuerte crisis social que se manifiesta entre otras cosas por graves disturbios callejeros.

Recordemos que Nicolas Sarkozy está a las puertas de declarar oficialmente su candidatura a la reelección presidencial en su país para la próxima primavera europea.

Sin embargo, las encuestas hasta el momento dan como posible ganador de las presidenciales al candidato socialista FranÇois Hollande, quien le llevaría al actual presidente siete u ocho puntos de ventaja en la intención de voto de los franceses.

Por la preocupación por el futuro inmediato, los partidos de izquierda franceses reaccionaron vehementemente ante la situación económica y social por la que atraviesa Grecia, temiendo quizá que este panorama se propague a su propio país.

Para muchos, la suerte de los griegos después de la aprobación el domingo pasado del nuevo plan de ajuste es “intolerable”, y crece el temor de que el incendio griego se propague y tome a toda Europa.

Sólo un plan de austeridad llevado al máximo de sus posibilidades podría salvar a los franceses de un escenario verdaderamente catastrófico.

Lo cierto es que todos los candidatos ven con verdadero temor el presente griego y de reojo se preocupan por la situación de España, ya que temen que si no encaminan las cuentas públicas en poco tiempo Francia podría estar en una situación exactamente igual en cuanto a las cuentas del Estado que los españoles.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies