España figura entre los cuatro países de la UE con mayor desequilibrio económico

La Unión Europea (UE) no quiere más modelos de crecimiento económico sin base de sustentación, a cualquier precio.

Se quieren evitar por ejemplo modelos como Irlanda y España, que basaron su crecimiento en un proceso especulativo desenfrenado de la construcción, la que al estallar derivó en un índice de paro sin precedentes, con un endeudamiento imposible de enfrentar y la bancarrota de numerosas instituciones financieras.

El martes pasado la Comisión Europea (CE) dio a conocer los nuevos criterios a emplear para verificar si las pautas de crecimiento de os países de la región son viables y sostenibles.

Se van a vigilar muy estrechamente las cuentas de los Estados, sobre todo el déficit y la deuda pública. Y ya ha seleccionado doce países para comenzar los controles, aquéllos que a su juicio presentan más deficiencias.

Estos países son España, Francia, Italia, Reino Unido, Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Suecia, Bulgaria, Chipre, Hungría y Eslovenia. Hay otros cuatro países, Grecia, Irlanda, Portugal y Rumania, que no van a ser sometidos a este proceso de vigilancia porque ya están bajo vigilancia y programas especiales de rescate.

Hay diez criterios que se tendrán en cuenta para verificar la marcha de las cuentas de los distintos países, entre los cuales figuran como los principales la balanza por cuenta corriente, la posición neta de inversión internacional, la cuota de mercado en las exportaciones e importaciones, el flujo de crédito al sector privado y las deudas privada y pública.

Y España es uno de los cuatro países que más indicadores incumple de estos diez parámetros con seis sin cumplir, es decir el 60% del total.

Es por esta razón que se encuentra en la mira de Bruselas de manera muy especial, porque son varios e importantes los parámetros en los que la administración española tiene serios problemas, como el déficit y la posición neta de la inversión internacional, con un casi 90% del PIB.

Demás está decir que la tasa de desempleo española, un 16,5% promedio para los últimos tres años, está entre las peores de toda la región europea.

El desempleo español es un tema preocupante para toda la región. El vicepresidente de la CE Olli Rehn aseguró que “este es un caso muy especial que necesita un análisis mucho más profundo por la estructuralidad del altísimo nivel de parados”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies