Gamesa en problemas por el futuro incierto del sector eólico

El jueves pasado por la mañana se registró una fuerte caída de las acciones del fabricante de aerogeneradores Gamesa en la Bolsa española debido a las bastante malas perspectivas que el sector de la energía eólica presenta a futuro. La caída bursátil alcanzó algo más del 4% en los primeros minutos de la rueda y coincidió con el momento en el que la empresa anunciaba los resultados del año pasado, con una subida de los beneficios del 2%, o sea unos 51 millones de euros, gracias en gran parte a las mayores ventas realizadas tanto en la India como en Brasil.

Pero a pesar de estos resultados, la debilidad del andamiaje económico mundial y las crecientes dudas sobre el hecho de que tanto Estados Unidos como Europa puedan sostener sus niveles de endeudamiento tienen un impacto negativo en la demanda de energía eólica en el corto y mediano plazo, de acuerdo al comunicado que Gamesa remitió a la CNMV.

El primer factor reduce la necesidad inmediata de aumentar la generación de energía y conduce a precios de la electricidad más bajos, mientras que los déficits presupuestarios de varios países del sur de Europa y de Estados Unidos hacen caer la capacidad gubernamental de financiar programas de apoyo a los nuevos tipos de energías renovables, la eólica entre ellas. Esto es lo que está sucediendo por ejemplo en España. Así es que las grandes empresas eléctricas europeas y americanas están revisando a la baja sus planes de inversión en el futuro al menos inmediato.

Gamesa informa en su comunicado que sus ventas subieron un 10% el año pasado, impulsada por un leve crecimiento de los procesos de fabricación, llegando a los 3.033 millones de euros. El resultado neto de explotación (Ebit) alcanzó los 131 millones de la moneda común, una subida también cercana al 10%.

Pero si bien los números presentados no son malos teniendo en cuenta la actualidad económica y financiera global, el 92% de las ventas provinieron del exterior, especialmente de la India y Latinoamérica. Y las perspectivas a futuro no son buenas por la más que probable desinversión que en el sector energético no tradicional se producirá por el incierto panorama internacional en los próximos meses.

Finalmente Gamesa informa que espera seguir con los resultados del 2.011 a pesar de las perspectivas, apoyándose en su estrategia de globalización y en un más que riguroso programa de eficiencia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies