Las cámaras de compensación presionan sobre la deuda española

La cámara de compensación más grande e importante de Europa es LCH Clearnet. Y hace unos pocos días ésta anunció que va a subir el descuento que aplicará sobre la deuda de España, Italia y Bélgica, habida cuenta del aumento de la desconfianza que se está generalizando sobre los títulos de esos tres países de la Eurozona.

Lo concreto es que después de este anuncio LCH va a empezar a aplicar un descuento del 8% a la deuda española que tiene un vencimiento de entre siete y diez años y que sus clientes usen como garantía cuando tengan que solicitar liquidez. Esta subida implica un fuerte aumento respecto del 6% que se venía aplicando y tomando como referencia desde el 20 de enero pasado, de acuerdo a lo informado por Bloomberg.

Así es que ahora los títulos españoles quedarán valorados en el mismo nivel de los italianos, los que sufrirán el mismo recorte del 8% desde el 6% que actualmente se aplica. Con respecto a los bonos belgas, éstos tendrán un descuento del 5,5% desde el 4,25% actual, una cifra algo menor a la de los españoles e italianos pero igualmente preocupante.

Volviendo al caso específico de los bonos españoles, el descuento aplicable pasará a ser del 6% para aquéllos que tengan un vencimiento de entre tres y siete años; del 3,25% para los que venzan entre uno y tres años y del 1,25% para los de vencimiento menor a un año.

Todos estos cambios en las valoraciones van a comenzar a aplicarse a partir del próximo 29 de febrero a pesar de que la notificación oficial ya se hizo pública el pasado martes 21.

Para los países en cuestión, cuanto mayor es el recorte menor es la liquidez que se puede obtener cuando se colocan estos títulos como garantía. Un recorte de gran magnitud sin duda “penaliza” a los títulos en cuestión porque les resta atractivo al momento de comercializarse en el mercado.

Y esta aplicación de un mayor recorte por parte de las cámaras de compensación, que coincide temporalmente con la subasta de liquidez a tres años que realiza el Banco Central Europeo, le da más atractivo a la operación del BCE.

Recordemos que cuando se produjo la anterior subasta del BCE en diciembre del año pasado, las entidades financieras pidieron prestado casi medio billón de euros al ente emisor europeo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies