Como siempre, la culpa es del anterior gobierno…

El lunes pasado el ministro de Economía y Competitividad de España, Luis de Guindos, aseguró que el dato conocido del déficit del 8,51% del PIB, a pesar de haber comprometido ante la Comisión Europea una cifra no superior al 6%, es una cifra de desviación “relativamente significativa” al tiempo que la atribuyó a que el año pasado “no se hizo el esfuerzo que debería haberse realizado, en clara alusión a la anterior gestión gubernamental.

De Guindos declaró desde Nueva York que el actual gobierno de Mariano Rajoy, a pesar del deterioro presupuestario español, va a redoblar los esfuerzos para que esta situación no vuelva a presentarse.

Tras la reunión de os integrantes del G-20, el ministro recaló en Nueva york para reunirse con alrededor de un centenar de representantes de Wall Street a fin de plantear los objetivos económicos españoles tanto a nivel nacional como internacional. Y una vez más de Guindos reiteró que recién se está reconociendo el contenido de la situación y se actúa en consecuencia con la rapidez necesaria para llevar a cabo las reformas necesarias.

El ministro aseguró que “se hizo un esfuerzo muy importante en los dos últimos meses, tanto a nivel de España como de la unión Europea y los países que constituyen la unión monetaria.

Y al referirse a la opinión de la comunidad inversora internacional con respecto a la marcha de las finanzas de la Eurozona, el término que usó para resumir la actual situación es “alivio”.

De Guindos manifestó que se percibe una importante modificación en la percepción con respecto a la posición de España. Y al referirse a la latente posibilidad de una flexibilización del calendario de ajuste español por parte de la CE, explicó que el crecimiento que va a mostrar España a corto plazo “será muy inferior al que habían proyectado tanto el anterior gobierno como la propia Comisión Europea”. La contracción del PIB esperada oscilará entre el 1 y el 1,5%, a lo cual deberá sumársele la desviación encontrada en el déficit. Por lo tanto para de Guindos “el punto de partida es muy distinto al que se pensaba en un principio y eso dificultará en grado sumo la misión de este año”.

De Guindos dijo que el principal motivo de su viaje es “explicar cuál va a ser la política española de cara al futuro. España es un país seguro y confiable y su deuda pública una buena apuesta para invertir en ella”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies