Al igual que Moody’s, S&P rebaja la deuda de Valencia al nivel de bono basura

La agencia de calificación crediticia Standard&Poors (S&P) rebajó la deuda de la Generalitat Valenciana desde el BBB- que ostentaba a BB, con lo cual los bonos de la deuda valenciana tienen ahora la calificación de “bonos basura”. Esta decisión sigue el camino que ya había tomado en diciembre pasado Moody’s, otra de las más importantes calificadoras de riesgo.

En sus considerandos, S&P señala que la rebaja de la nota se condice con las incertidumbres acerca del apoyo del Gobierno central hacia la Comunidad Valenciana. Y mantiene la situación de la deuda en un nivel más que preocupante que refleja, entre otros aspectos, la posibilidad cierta de una nueva rebaja de la calificación si es que el Gobierno central no fuese capaz a largo plazo, de ayudar a todas las comunidades a corregir los graves desequilibrios en sus cuentas fiscales.

Para los analistas de S&P la Comunidad Valenciana tiene un perfil crediticio “muy debilitado” con un alto déficit fiscal, una alta carga de deuda y un muy limitado acceso a la financiación externa más allá de las ayudas que le pueda brindar el propio Gobierno central del Reino de España.

Ya el 30 de enero pasado la agencia había rebajado también en dos escalones la calificación de la deuda de Madrid, Galicia y Aragón, todas desde AA- hasta A, y en un escalón las de Canarias y Andalucía, desde A+ a A. En ese momento se decidió mantener sin cambios las calificaciones de Baleares y Valencia. Ahora esta última ha sufrido una gran baja en su calificación.

Se recuerda también que el ICO puso en marcha una nueva posibilidad financiera que la Comunidad Valenciana ya está utilizando pero que no le permitirá cubrir los servicios de su deuda hasta al menos junio de este año.

Así es que van a ser necesarias medidas adicionales de apoyo gubernamental, las que todavía no fueron definidas a pesar de la gravedad de la situación.

El perfil crediticio individual de la Comunidad Valenciana sólo puede compatibilizarse con un rating en grado de inversión si es explícito, rápido y transparente el apoyo extraordinario de la administración central española.

Y se insiste en el hecho de que la financiación del ICO podría resultar insuficiente para cubrir el servicio de la deuda más allá de mayo de este año, ya que sólo cubre el 52% de las amortizaciones de la Comunidad en la primera mitad de este año.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies