El Banco de España aprueba la reforma pero advierte sobre el riesgo de más despidos

En su momento el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, afirmó que la reforma laboral era de su gusto.

Esto sucedió en el primer discurso que dio después de los grandes cambios que aprobó el nuevo gobierno de España en materia laboral.

Y el análisis que ahora divulgó el boletín económico de la entidad confirma esta tesis. Este análisis asegura que la reforma incluye modificaciones de amplio y largo alcance que mejorarán aspectos claves del mercado laboral español.

Pero a su vez esta suerte de elogio va acompañado por un aviso inquietante, que dice en el futuro inmediato el abaratamiento del despido, con otro proceso de recesión en marcha, podría producir una baja adicional en los niveles de empleo, de por sí ya bastante comprometidos.

Este es un riesgo cierto va que a materializarse si las empresas no aprovechan integralmente las medidas de flexibilidad interna que han sido aprobadas.

La reforma puesta en marcha por la administración de Mariano Rajoy hace lugar a algunas de las exigencias más pedidas por el Banco de España en los últimos años, por lo que el beneplácito no sorprende a nadie.

Fernández Ordóñez siempre relacionó la gran subida del paro en España en esta crisis con una legislación que ponía trabas a la negociación en el propio ámbito de las empresas de diferentes alternativas al despido, como por ejemplo la baja de los salarios o la reducción de la jornada laboral.

Y además el supervisor culpaba a la elevada indemnización por despido por la gran cantidad de contratados temporales que tenía y todavía tiene el mercado del trabajo en España.

La nueva legislación favorece una reasignación más eficiente de los recursos, con un mayor equilibrio entre salarios y empleo, de acuerdo a lo que se piensa en la entidad madre española.

Se facilita también el uso del “despido procedente”, que conlleva una indemnización mucho más baja, y permite “descolgarse” de lo que fijen los convenios para salarios en momentos de crisis comprobada.

El Banco de España cree que estas iniciativas a la larga van a favorecer la creación de empleo.

Según los técnicos del supervisor, una serie de medidas de este tenor puestas en práctica correctamente podrían reducir la tasa de paro a mediano y largo plazo en no menos de cuatro puntos porcentuales.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies