¿Si fracasa el euro está en riesgo el sistema democrático?

Lorenzo Bini Smaghi es exconsejero del Banco Central Europeo (BCE) y actual profesor de la muy prestigiosa Universidad de Harvard.

Y en recientes declaraciones durante el Encuentro Financiero Internacional que organizaron Bankia y el diario “El País”, advirtió a sus interlocutores que a su juicio la única forma de poder garantizar la supervivencia de la moneda común europea, el euro, es que los estados miembros de la Eurozona dejen atrás los ya viejos recelos a compartir soberanía.

Bini Smaghi aseguró que, en caso de no hacerlo y que a causa de no dar una respuesta adecuada a la actual crisis económica se pusiese en riesgo el futuro de la Unión Monetaria, no sólo estaría en serio peligro la integración europea sino incluso los fundamentos democráticos de la sociedad de la región.

En el citado encuentro el famoso economista explicó que, a su juicio, una ruptura del euro traería como consecuencia directa que una importante proporción de ciudadanos europeos perdería gran parte de su riqueza, la que se vería en cierta forma “expropiada” por la debacle monetaria.

Acontecimientos de este tipo provocarían actitudes irracionales que seguramente producirían muchos daños. Por este motivo, es necesario hoy más que nunca la presencia de líderes con el valor y el coraje suficiente como para tomar decisiones pensando fundamentalmente en el interés a largo plazo de la sociedad, evitando a cualquier precio ser “cortoplacistas”.

Y recalcó que en los Estados Unidos todavía creen que hay futuro para el euro, por lo que los propios europeos no deberían ser más pesimistas.

Bini Smaghi cree que para superar la crisis debe apostarse a la “mutualización” de las naciones de la Eurozona al mismo tiempo que debe avanzarse en la lucha contra la caída de la moral que se produjo en varios momentos de la crisis. Esto produjo graves problemas en algunos países como Irlanda y Portugal e incluso Italia cuando les llegó el momento de poner en práctica las reformas necesarias.

Y al referirse específicamente al capítulo de los temas que aún están pendientes de realización, el ex funcionario del Banco Central Europeo defendió con énfasis la tesis que establece que se precisa crear una auténtica y verdadera supervisión financiera en toda la zona euro para evitar nuevos desfasajes que pongan en peligro la existencia del grupo aún a corto plazo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies