La caída de ventas en España complica el panorama global de Seat

Todos sabemos que la crisis económica global ha golpeado muy duro a la situación financiera de España, tanto a nivel particular como en mayor o menor medida de las empresas radicadas en su territorio.

Y es por esto que muchas compañías con filiales en varios países del mundo, entre ellos España, ven lastrados sus balances a nivel global por el mal desempeño de la filial española.

Tal es el caso de Seat, la filial española del grupo alemán Volkswagen. Esta es una de las más importantes empresas automotrices de España, y el año pasado registró su cuarto ejercicio consecutivo a la baja, con números en rojo.

Igualmente, y a pesar de la difícil situación del mercado español, el fabricante de automóviles pudo reducir sus pérdidas operativas en un 27%, llevándolas a los 225 millones de euros, debido a la mejora que en las ventas se produjeron en Alemania, Reino Unido, Francia y México.

Curiosamente, a pesar de que las ventas en territorio español siguieron marcadas por la gran debilidad del mercado automotriz, Seat volvió a liderar por segundo año consecutivo las ventas en el país.

Y a nivel global la empresa entregó a los usuarios 350.000 unidades, un 3,1% más en la comparación interanual. La cifra del negocio fue, por su parte, de 5.393 millones de euros, un 2,3% más que en el 2.010.

En la memoria correspondiente al año pasado, la firma asegura que “los gastos generados por los nuevos productos y la fuerte caída de la demanda en el mercado español han tenido un impacto negativo en la situación económica”. Las pérdidas se redujeron gracias la mejora del comportamiento de las ventas en otros países y la optimización del coste de los materiales.

Todos estos resultados fueron presentados en la mañana de ayer lunes en la localidad alemana de Wolfsburgo, sede central de VW, por el presidente de Seat James Muir.

Debe recordarse además que Volkswagen cerró sus cuentas correspondientes al ejercicio del año anterior con un beneficio neto de casi 16.000 millones de euros, lo que representa el doble del 2.010.

Consiguió asimismo subir sus ventas un 25,6% llegando a los 159.300 millones de euros. Esta subida en las ventas se debe casi exclusivamente al impulso del negocio de los todoterrenos en los Estados Unidos y en los principales países emergentes como China.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies