El Eurogrupo quiere que España ajuste otros 5.000 millones de euros

Otra mala noticia para España. Y van…

El Eurogrupo dio por tierra el lunes por la noche con las aspiraciones del Gobierno de Mariano Rajoy, el que deberá ajustar más de lo que tenía previsto. Las autoridades españolas esperaban poder flexibilizar los objetivos de déficit para no poner todavía más problemas encima de la inminente nueva recesión. Y al parecer el margen va a ser bastante menor al esperado.

Los españoles pretendían bajar el déficit del 8,5% al 5,8% del PIB, lo que implicaba unos 30.000 millones de euros. Pero ahora el esfuerzo deberá ser algo mayor, de alrededor de 35.000 millones, para dejar la cifra final de déficit en el 2.012 en el 5,3% del PIB.

Los mismos socios europeos ya asumen que ese recorte de 5.000 millones adicionales van a agudizar los problemas económicos españoles, que ya vienen lastrados por un índice de desempleo que supera los cinco millones de personas, pero aún así dan prioridad a la credibilidad de la política de recortes para intentar luchar con éxito con esta al parecer interminable crisis de la moneda común europea. Para Europa hoy por hoy no hay nada más importante que la austeridad.

Jean Claude Juncker, el presidente del Eurogrupo, fue el verdugo de las aspiraciones de Rajoy al afirmar que “la cifra de 5,8% para el déficit español del 2.012 ha muerto”.

El ministro de Economía español Luis de Guindos salió “disparado” de la cumbre de ministros del euro sin hacer ninguna declaración, pero dentro de la reunión sus colegas comentaron después que en todo momento mostró la disponibilidad de la administración de Rajoy por considerar seriamente ese esfuerzo adicional.

Desde La Moncloa, el presidente del gobierno español anunció un nuevo tijeretazo de alrededor de 15.000 millones de euros, entre rebajas de gastos y fuertes subidas en los impuestos. Desde ya que esto provocó como reacción en los sindicatos españoles la convocatoria a una huelga general. Y estos 15.000 millones ahora deberán transformarse en 20.000 millones. Gran parte de este recorte correrá a cargo de las Comunidades Autónomas, a pesar de que el Ejecutivo deberá aprobar nuevas y conflictivas medidas en los presupuestos para este año.

Lo cierto es que así respondió el Eurogrupo al “desafío” de Rajoy, por recomendación del BCE y la Comisión Europea. Al pedido de los españoles de más flexibilidad, la contestación fue tajante: “No, y el ajuste debe ser todavía mayor”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies