La OCDE ve un cambio de tendencia en la economía de la Eurozona

Se ha llegado a un punto tal en el deterioro económico de toda la Eurozona, que las más pequeñas variaciones, aunque después resulten generalmente pasajeras, hacen que los organismos internacionales se atrevan a catalogarlas como “cambios de tendencia”.

Ahora es el indicador compuesto de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) el que marca una variación en la curva descendente de los parámetros económicos que venía mostrando desde hace ya varios meses.

Este índice que elabora el organismo multilateral acumula y sintetiza la información más reciente de un grupo de actividades, en base a esos datos elabora una previsión lo más aproximada posible de lo que va a ocurrir de aquí a seis meses, y debe destacarse que en el caso particular de la Eurozona dicho índice venía bajando desde hacía ya doce meses.

A pesar de la mejora observada, que se encadena a la recuperación más consistente que están mostrando las economías de los Estados Unidos y Japón, el indicador que corresponde a la zona euro se mantiene por debajo de los 100 puntos, que es el límite que marca la diferencia entre contracción y crecimiento.

Y en este espinoso punto es que las recientes previsiones de la Comisión Europea (CE) ya apuntan a que la economía grupal de los 17 Estados que comparten la moneda común va a cerrar el ejercicio correspondiente al 2.012 con una caída del PIB grupal del 0,3%, después de la recaída que mostró la economía en el último trimestre del 2.011 y el esperado deterioro para la cifra final de evolución del PIB en este primer trimestre del 2.012.

La OCDE asegura que tanto los Estados Unidos como Japón siguen siendo los propulsores de la economía, pero empiezan a aparecer muy leves señales de mayor fuerza, aunque sean tentativas y a corto plazo, en prácticamente todas las otras grandes economías que forman parte de la Organización conocida como “el Club de los países ricos” y en toda la zona del euro en su conjunto.

Dos importantes naciones emergentes como Brasil y China, por el contrario, siguen dando muestras de un debilitamiento en sus economías y en el caso particular de España, el indicador compuesto de la OCDE ha avanzado por cuarto mes consecutivo, lo que puede tomarse “con pinzas” como una buena señal.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies