Bruselas pidió informes sobre un presunto acuerdo Telefónica/Vodafone

La Unión Europea tiene un intrincado andamiaje de reguladores antimonopolio que en estas épocas de crisis trabajan a pleno. Y estos reguladores decidieron enviar un pedido de información acerca de la estandarización de los servicios telefónicos a futuro a cinco empresas de telecomunicaciones. Entre estas empresas está Telefónica, pero los reguladores se ocuparon en indicar que en estos momentos todavía no se había abierto una investigación formal sobre el caso en particular.

El pedido de información requerida fue enviado a Deutsche Telekom, France Telecom, Telefónica, Vodafone y Telecom Italia, y además el regulador informó que había existido una comunicación con el grupo de operadores de telefonía móvil GSM.

Antoine Colombani, el portavoz de Asuntos de competencia de la Comisión Europea (CE), informó textualmente que “la solicitud de información se relaciona con la forma en que la estandarización de los futuros servicios en el terreno de las comunicaciones móviles se está llevando a cabo”.

Colombani aseguró que se está en presencia de un paso para recabar la información necesaria, lo que no significa que en los momentos actuales existan preocupaciones en materia de competencia. Por ahora no se ha abierto ningún procedimiento formal contra ninguna de estas compañías. Agregó además que la petición de datos no prejuzga el seguimiento que a posteriori se le dé al caso.

El pedido de información que ha hecho Bruselas no se refiere en lo absoluto a un posible pacto de precios ente las cinco compañías involucradas, tal como lo está investigando la autoridad de competencia de España, sino que lo que se trata de determinar es si hubo un acuerdo ilegal a la hora de armonizar estándares tecnológicos para nuevos servicios a futuro, como sería el caso del pago o la publicidad mediante el móvil, en concordancia con lo que informaron fuentes comunitarias.

La investigación de todos estos hechos fue iniciada por la Comisión por iniciativa propia, y en estos momentos está concentrada en todo lo concerniente a contactos y discusiones entre las compañías “investigadas”. De cualquier forma, el Ejecutivo comunitario se preocupó en aclarar que por ahora no ha identificado ningún tipo de prácticas ilegales o problemáticas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies