España se quedó con el 50% del dinero pedido al BCE en febrero

Durante el pasado mes de febrero la banca de España se quedó con prácticamente la mitad del crédito total concedido por el Banco Central Europeo (BCE) debido a la situación de sequía por la que atraviesa el mercado mayorista de financiación.

De acuerdo a lo que informó el miércoles pasado el Banco de España, el pedido de las entidades españolas a la ventanilla extraordinaria de liquidez del BCE tuvo una media de 152.400 millones de euros, equivalentes al 47% del total de la deuda pendiente de devolución al BCE por todos los Bancos que forman parte del Eurosistema.

Tanto el porcentaje como la cantidad en sí misma suponen dos máximos históricos y superan por mucho el peso español en el sector europeo. Recordemos que este dinero que presta el BCE debe ser reintegrado con un tipo de interés del 1%.

Las perspectivas a futuro son que las cifras continúen subiendo, porque estos datos no contienen el impacto de la segunda subasta extraordinaria a tres años que realizó el BCE el pasado 29 de febrero, en la que se repartieron casi 530.000 millones de euros entre unos 800 Bancos. En las dos subastas ya realizadas las instituciones españolas recibieron 200.000 millones de la moneda común. Parte de esta cantidad se utilizó para devolver al mismo BCE créditos anteriores que tenían los Bancos. UBS informó que dos de las tres entidades europeas que más dinero pidieron eran españolas, El Santander y Bankia.

Otro dato preocupante es que la banca española depositó en el BCE sólo unos 19.000 millones, es decir aproximadamente el 12,5% de lo que pidieron. El resto de las entidades europeas reintegran al BCE mucho más dinero.

Estos datos indican que los Bancos españoles destinaron unos 133.000 millones a invertirlos en deuda pública del país y en sus propios vencimientos, ya que el crédito a la economía sigue en baja sin pausa. Para este año en curso deben atenderse deudas pendientes por unos 131.000 millones de euros.

El profesor en Economía de la Universitat de Valencia Joaquín Maudos estima que acaparar el 47% del Eurosistema es un estigma que demuestra que hay serias dificultades para financiarse en el mercado mayorista, lo que no le hace nada bien a la imagen exterior de toda la banca española.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies