La quita de la deuda griega tuvo un alto costo para los inversores

La cuenta final indica que los bonos griegos en manos de los inversores privados valen el 21,5% de su valor anterior.

El acuerdo entre Grecia y los inversores por el cual los últimos aceptaron una quita nominal del 53% del valor de los bonos en su poder se tradujo finalmente en pérdidas reales del 78,5% para todos los Bancos y Fondos de Inversión que poseen títulos de la deuda helena. Y esto se debe a que la pérdida final no sólo contempla la quita del 53% sobre el precio teórico de los títulos de la deuda, sino que también calcula el valor que hubiese tenido en un futuro la inversión actual, lo que en el lenguaje económico es conocido como “tasa de interés o tasa de descuento”.

Esta pérdida final del 78,5% sale del resultado de la subasta de los seguros de impago (CDS) que terminó el lunes a las 16:30 horas de España y que fijó el valor de los bonos griegos en 21,5% después de la reestructuración de la deuda de ese país. Estos datos provienen de Creditex, la plataforma de negocios electrónica encargada de liquidar la subasta.

Así es que las aseguradoras deberán pagar 78,5 céntimos por cada euro en bonos griegos en poder de los inversores que estaban asegurados. Se calcula que la cifra llegará a un pago de 2.500 millones de euros en total por este acuerdo.

El acuerdo con los acreedores alivia la deuda griega en alrededor de 100.000 millones de euros y representa la pata privada del segundo rescate financiero del país.

Los seguros de impago van a cobrarse debido a que la Asociación Internacional de Permutas y Derivados (ISDA), una organización internacional formada por centenares de grupos financieros que es la que fija las reglas de juego en este tipo de derivados, ha determinado que hubo un impago de hecho en Grecia, una vez que se activaron las Cláusulas de Acción Colectiva por las cuales si los propietarios de al menos dos tercios de la deuda sujeta al acuerdo aceptan la quita, el resto se verá obligado también a hacerlo.

Algunos conocedores del mercado piensan que el cobro de los seguros puede llegar a tener más implicancias positivas que negativas para el mercado europeo de bonos, ya que esta es una clara demostración de que es una herramienta que funciona para los tenedores de bonos de otros países periféricos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies