Por las inmobiliarias la morosidad se dispara a cifras muy preocupantes

No existen ya dudas de que estamos ante el recrudecimiento de la crisis económica, y este hecho dejó a España nuevamente en una clara situación de recesión.

La incesante subida de la tasa de paro hizo que a su vez la tasa de impagos en toda la banca comenzase este año con un nuevo repunte del 0,3%, desde el 7,6 al 7,9%.

Y de acuerdo a datos publicados recientemente por el Banco de España con datos concretos de los distintos sectores y que corresponden al cierre del año anterior, los impagos en los créditos al sector inmobiliario se dispararon desde el 18% del tercer trimestre a casi el 21%, lo que marca un récord de toda la serie histórica que comienza en el año 1.999.

El mercado inmobiliario arrastra un parón de más de cuatro años y ha impulsado a la morosidad del sector hasta los 62.400 millones de euros en el cuarto trimestre del 2.011, casi 5.000 millones más que al terminar el trimestre anterior en el mes de setiembre.

Con esta subida de impagos se registró a la vez una caída del volumen total del crédito concedido al sector, que pasó de más de 300.000 millones de euros del tercer trimestre a poco más de 298.000 millones de la moneda común.

Teniendo en cuenta el conjunto del crédito, la morosidad en os préstamos concedidos por Bancos, Cajas, Cooperativas y establecimientos financieros de créditos a las familias y empresas españolas subió al 7,91% en enero, una cifra no vista desde noviembre de 1.994. Si sólo se tienen en cuenta los Bancos, esta cifra sube hasta el 7,99%.

Con estos datos a la vista se puede verificar que la tasa de mora registra su séptima subida mensual, teniendo en cuenta que la última caída se produjo en junio del año pasado y fue del 0,07%.

La muy mala situación de los créditos inmobiliarios en Bancos y Cajas obligó a las entidades a tomar la forma de inmobiliarias para poder dar salida a la inmensa cantidad de inmuebles aceptados a cambio de deudas impagas.

En una decisión más parecida a un manotazo de ahogado que a otra cosa, y para recuperar la solvencia del sistema, que está más que resquebrajada, el gobierno aprobó hace poco un decreto ley para sanear el sector por el cual se obliga a las entidades a provisionar 52.000 millones de euros destinados a cubrir sus riesgos inmobiliarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies