Para Draghi lo peor de la crisis ya pasó

Mario Draghi, el presidente del Banco Central Europeo (BCE), aseguró estar convencido en una entrevista publicada el pasado martes por un diario alemán que lo peor de la crisis del euro ya pasó. De cualquier forma admitió que todavía persisten ciertos riesgos que son resabios de la muy difícil situación atravesada.

Para él la situación se está estabilizando de manera lenta pero firme. Y recuerda que los últimos datos de la Eurozona, como la inflación y sobre todo los correspondientes al déficit público, son todavía mejores que los de Estados Unidos.

Para el funcionario la confianza de los inversores está regresando y prueba de ello es que desde hace varias semanas el BCE no ha debido intervenir comprando títulos de deuda soberana. A su criterio, “ahora es el turno de los Gobiernos, que tienen que lograr que la región vuelva a ser a largo plazo resistente e inmune a las crisis”.

Pero sus afirmaciones chocan contra la tendencia de los mercados, que en las últimas sesiones reavivaron las dudas acerca de la real situación de las naciones bajo sospecha, en especial España después de que vayan desapareciendo los efectos de las millonarias subastas de liquidez para la banca.

Y frente a las críticas que recibió el BCE por parte de los países más ortodoxos en materia de política económica, Draghi defendió las medidas de liquidez tomadas para “atajar” la crisis.

Dijo que en el otoño pasado la situación se había tornado crítica y se habría podido terminar en un muy peligroso estrangulamiento del crédito y por ende con la quiebra de importantes empresas que se hubieran encontrado sin respaldo financiero. Eso debía evitarse a cualquier precio y es precisamente lo que se hizo.

La inyección de dinero en el mercado no fue un factor de inflación porque la gran mayoría de los Bancos no puso ese capital en circulación, sino que lo utilizaron para cancelar viejas y pesadas obligaciones. De esta forma ese dinero está casi neutralizado con respecto a la inflación.

Si la situación de los precios empeora, por ejemplo por la escalada del precio del crudo, el BCE no dudará en tomar medidas y acciones preventivas que neutralicen el peligro.

Finalmente Draghi aseguró que, de persistir los indicios de mejoría de la situación, se podría comenzar a “volver a las medidas convencionales de política monetaria”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies