Novagalicia Banco sacará otros 700 empleados para ahorrar 60 millones de euros al año

Con la inocultable realidad de la presencia de largas colas de clientes frente a la mayoría de sus oficinas, la ex caja de ahorros gallega que ahora se ha transformado en Novagalicia Banco acaba de llegar a un acuerdo con los sindicatos para suprimir otros 700 puestos de trabajo, los que van a sumarse a las 1.200 prejubilaciones que se efectivizaron en el año 2.010.

Realizando apenas unos pocos cambios, los sindicatos mayoritarios aceptaron como bueno el día jueves de la semana pasada el preacuerdo al que se arribó hace unos diez días atrás con el fin de aplicar medidas de ahorro que supongan alrededor de unos 60 millones de euros anuales.

Con respecto a las 700 salidas indemnizadas, 350 se van a articular a través de un ERE voluntario para aquellos empleados mayores de 55 años. El resto del personal podrá adherirse a las bajas a cambio de recibir un pago de 45 días de trabajo por cada año trabajado, todo esto con un límite de 42 mensualidades y un tope de dinero que no supere los 200.000 euros.

La ex caja de ahorros nacionalizada, de la cual el FROB tiene el 93% del capital, va a poder suspender de manera rotativa el contrato de trabajo o reducir la jornada laboral del 75% del personal, lo que equivale a unas 5.000 personas.

Los salarios de entre 25.000 y 35.000 euros se van a bajar un 2%, pero este porcentaje llega hasta un casi 15% en aquellas remuneraciones superiores a los 115.000 euros.

La suspensión del contrato de trabajo podrá extenderse durante un semestre y comenzar en cualquier momento a partir del próximo 16 de abril y hasta el mes de octubre del 2.014. Mediante un preaviso de una quincena los empleados afectados por cierres de oficina podrán ver sus tareas suspendidas durante un año o su jornada laboral reducida en un 50% por el término de 24 meses.

Tanto para la Patronal como para los sindicatos todas estas medidas constituyen un ejemplo de “flexibilidad y soluciones innovadoras”. Y el Director de Relaciones Laborales Benito Couceiro calificó directamente el acuerdo como un “acto de valentía”.

Por su parte José María Castellano, el presidente del Banco, está en tratativas para que el Gobierno autorice que los inversores autorizados ( o sea los fondos extranjeros) tengan un sistema de protección de activos contra eventuales pérdidas que no estén cubiertas por las provisiones actuales.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies