Los pilotos de Iberia decretaron nuevas huelgas desde el 9 de abril

Otra vez, y nuevamente en vísperas de la época de vacaciones, estalló el conflicto entre Iberia y los pilotos que forman parte de su personal.

Ante el fracaso de la mediación llevada adelante por el ex ministro de Trabajo Manuel Pimentel, el tema ha concluido con una nueva convocatoria de huelga en contra de la creación de la nueva aerolínea Iberia Express.

Y, como ocurre con preocupante regularidad, los paros van a afectar de manera tangencial a fechas tan significativas como las festividades cristianas de Semana santa, tal como ya ocurrió anteriormente para las Navidades.

De acuerdo a lo el miércoles pasado votaron los pilotos, la decisión es continuar el plan de lucha parando todos los lunes desde el 9 de abril, día festivo en cinco Comunidades, y todos los viernes hasta el día 20 de julio inclusive, en plena temporada estival y vacacional. En total serán 24 los días de protesta.

Con estas nuevas medidas que se han decidido, el colectivo vuelve a sus planes previos a la apertura de las negociaciones, cuando también fueron 24 las jornadas de huelga. Y recordemos que fuentes de la empresa dijeron que cada día de conflicto le cuesta a Iberia tres millones de euros, por lo que la aerolínea vuelve a prever un impacto negativo en sus cuentas de alrededor de 72 millones de euros. Estiman asimismo que se verán afectados no menos de 2.500 vuelos.
Como los trabajadores tienen un plazo mínimo de diez días para anunciar los paros, la decisión del colectivo no incumple la Ley. Y el desencuentro entre los trabajadores y la empresa se hizo muy evidente el domingo pasado, cuando al no haber acuerdo entre las partes se efectivizó el principal conflicto que los separa: la puesta en marcha de Iberia Express, la filial que empezó a funcionar ese mismo día.

Iberia denunció que ni siquiera pudo enterarse del informe presentado por Pimentel porque el Sepla ya lo había rechazado de antemano. Pero el sindicato asegura que admitió la creación de Iberia Express a pesar de creer que vulnera la legalidad, bajo la condición de que los pilotos pudieran pasar de la matriz a la filial.

Ahora es el Ministerio de Fomento quien reclama a Iberia y a los pilotos responsabilidad para retomar el diálogo y alcanzar un acuerdo benéfico para todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR