El premier italiano cree que la crisis de la Eurozona “está casi terminada”

Mario Monti, el primer ministro de Italia, afirmó el pasado miércoles durante su visita oficial a Tokio que a su juicio “la Eurozona ha atravesado una enorme crisis que ahora está a punto de terminar”.

El ex comisario europeo ahora devenido en premier italiano hizo estas declaraciones que en realidad contrastan con el revuelo que el fin de semana pasado causaron otras declaraciones suyas, y en las cuales hacía una especial llamada de atención al Gobierno de España en manos de Mariano Rajoy, cuando afirmó textualmente que “España está dando a toda Europa motivos de gran preocupación porque sus tasas de interés no dejan de subir”, y a su parecer no faltaba demasiado para que se recreasen fenómenos que a través del proceso de contagio pudieran afectar a su país.

Es ya sabido que estas declaraciones no hicieron sino causar un profundo malestar en el Palacio de La Moncloa, haciendo que el premier italiano debiese rectificarse el martes ante el jefe del Gobierno español Mariano Rajoy, con quien estuvo en Seúl en la cumbre sobre seguridad nuclear que se llevó a cabo en la capital de Corea del Sur.

Mario Monti se encuentra de visita por Asia, en un intento de promover la imagen de una “nueva Italia”, que es a su entender menos burocrática y más propensa a recibir todo tipo de inversión extranjera.

En Japón recordó las medidas llevadas adelante por su gobierno para salir de la crisis después de que el país viviera realmente momentos muy difíciles. Destacó además que su administración se concentra en la actualidad en medidas tales como consolidar los presupuestos, reformar el sistema de pensiones y crear nuevos paquetes para liberalizar el mercado.

El Jefe del Gobierno italiano fue optimista sobre la marcha de la crisis europea y sus declaraciones se suman a las de la canciller alemana Ángela Merkel, quien ante los diputados de su partido, la UCD, señaló que espera que suban los costes de financiación de la deuda germana, en tanto y en cuanto la primera economía europea pierda su papel de refugio para los inversores, que es lo que viene sucediendo desde el inicio de la crisis de la deuda en la zona euro.

El ministro de finanzas alemán Wolfgang Schäuble también habló ante los parlamentarios y aseguró que no prevé ningún escenario por el que el fondo Europeo de estabilidad financiera deba intervenir al menos en los próximos tres meses.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies