Los parados españoles tienen prioridad en Alemania

Ángela Merkel, la canciller de Alemania, hizo precisas y claras declaraciones el pasado martes en la ciudad de Praga y entre otras cosas abogó por dar oportunidades de trabajo en su país prioritariamente a los ciudadanos de España que estén parados frente a otros inmigrantes que provengan de fuera de la Unión Europea.

Textualmente la Jefa de Gobierno de Berlín aseguró que “si vemos que hace falta gente en Alemania para realizar distintas tareas, y en España hay no menos de un 40% de jóvenes que no tienen empleo, no vamos a traer inmigrantes de afuera”.

Estas disquisiciones fueron hechas en el marco de un debate público que mantuvo con su par de la República Checa Petr Necas en el salón principal de la Facultad de Derecho de la Universidad Carolina.

De acuerdo a los dichos y el sentir de la dirigente democristiana alemana, esta decisión no es sino el cumplimiento de una de las premisas fundamentales de las naciones que forman la UE, la que desde su fundación promueve con énfasis que se cree y se mantenga un mercado interno de mano de obra, servicios y capitales en toda la región.

Pero no por ello tanto Merkel como Necas dejaron de reconocer que a pesar de los esfuerzos ya realizados y los que se siguen realizando, todavía queda en esta materia como en tantas otras “un largo camino por recorrer”.

La todavía existente crisis económica regional ha mostrado durante toda su permanencia que algunas de las principales políticas comunitarias aún no funcionan como deberían hacerlo. Y entre estas políticas se mencionó en el debate aquellas medidas que están ligadas de una manera u otra a la competitividad.

“Hay que mejorar y mucho la competitividad comunitaria”, aseguró la dirigente alemana, “sobre todo en un mundo cada vez más globalizado y donde la Unión Europea tiene progresivamente cada vez menos peso, porque sólo genera actualmente el 20% de la renta mundial”.

Los dos líderes coincidieron en reconocer como una materia pendiente la efectividad de los fondos de cohesión, que son aquellos que están orientados a mejorar las condiciones de competitividad de las zonas más deprimidas de la región. De estos fondos se han beneficiado aunque no en la medida esperada los países que ya han sido rescatados como Grecia, Portugal e Irlanda.

Fue en ocasión de esos rescates que se vio que la dotación de los fondos no se hizo correctamente. Y Merkel corroboró que hay que “lograr que los beneficiarios pasen a colocarse entre los más competitivos de toda la Unión Europea”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies