Foto: Kith Koth Ruiz

El Ministerio de Economía ve con buenos ojos las fusiones y es por eso que ha instado a Unicaja, Ibercaja, el grupo BMN y Liberbank a trabajar en acuerdos que les permitan a todos ellos convertirse en una sola entidad.

El Ministerio cree que pese a las solvencias de todas estas entidades a ellas se les complicaría financiarse en los mercados mayoristas puesto que su volumen de activo no supera los 100.000 millones.

La primera voz la lanzó el secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez-Latorre, quien animó en una reunión a los presidentes de las cuatro entidades a acometer nuevas fusiones.

De fusionarse las cuatro entidades el nuevo banco lograría un volumen de activos cercano a 270.000 millones. Se cree que la fusión es viable puesto que sería escaso solapamiento entre las redes de sucursales y, por tanto, el impacto moderado en las plantillas.

Sin embargo, miembros del sector bancario ven complicada la fusión ya que los presidentes no quieren perder su actual poder. Algunos rumores indican que desde hace un tiempo los presidentes vienen manejando la posibilidad de unirse pero por ahora las conversaciones no han prosperado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies