Foto: @alviseni

Los asuntos relacionados con el mal uso de las cuentas bancarias han dado lugar a numerosas investigaciones en todas partes del mundo. En algunos países, debido a denuncias comprobadas, se han aprobado leyes que preveen embargos a las cuentas cuyo manejo es totalmente irregular. Pero lamentablemente, esto no sucede en todas partes del mundo, por lo cual los estafadores se las arreglan para encontrar debilidades en los sistemas financieros de los diferentes países.

Algunas empresas, entidades financieras y compañías de seguros se han visto sorprendida por estas medidas, y han sido investigadas aunque en primera instancia se encontrasen por fuera del problema.
En materia de fraudes, se han descubierto grandes maniobras que tienen como único objetivo, ocultar o encubrir cual es el origen de grandes cifras de dinero que se transfieren utilizando cuentas bancarias. Por lo general las transferencias se dan desde cuentas bancarias online hasta cuentas bancarias físicas las cuales no tienen un titular bien  identificado.

El motivo como dijimos anteriormente, es evitar aportar datos de las transferencias de grandes cifras de dinero. Las mismas tienen como destino, depósitos plazo fijo, cuentas en la banca online y en una menor medida, cuentas corrientes.

Las transferencias a posterior son retiradas de los bancos. Por lo general los titulares de las cuentas son sociedades anónimas o empresas cuidadosamente creadas para estas actividades. Las mismas tienen como país de origen, uno distinto del que se va a operar.

Pero la historia no termina allí. Los que retiran el dinero, vuelven a depositarlos en otras cuentas bancarias de otros países y así sucesivamente, hasta completar un ciclo que tiene como fin el depósito en el país original. De esta forma es muy difícil rastrear el origen del dinero.

Los dineros depositados en las cuentas están relacionados por lo general con prestigiosos grupos empresariales, por lo que resulta común investigar a los empleados para tratar de detectar posibles fraudes. Pero no todo es sencillo de investigar. Aún en nuestros tiempos, rastrear el dinero se hace muy complicado debido a las diferentes legislaciones existentes a lo largo del mundo. Además no todas las entidades financieras son respetables. Por lo general las personas que realizan maniobras delictivas con cuentas bancarias, suelen utilizar entidades financieras de dudosa procedencia.

Ahora bien, que es lo que motiva a los delincuentes a hacer circular el dinero de un lugar a otro. Por lo general las causas de este fenómeno son dos. Por un lado el tratar de engañar al fisco y por otro lado el fenómeno conocido como lavado de dinero.

En el primero de los casos, se intenta exonerar de impuestos, la mayor cantidad de dinero posible. En el segundo, lo que se intenta es hacer parecer como legal, un dinero que ha sido obtenido de manera ilícita (prostitución, apuestas ilegales, pago de favores, drogas, etc.).

Sea cual sea el motivo, a diario nos encontramos con casos de fraudes bancarios. Para estar al margen de ellos debemos contar con una institución financiera seria y con el respaldo adecuado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies