Foto: pumptris

Actualmente, podemos abrir una cuenta bancaria, eligiendo entre una buena cantidad de instituciones financieras disponibles. Además podemos elegir dentro de diversas opciones tales como cuentas de cheques, cajas de ahorro, depósitos o plazos fijos.

Es importante entonces elegir bien a la hora de optar por una entidad financiera. Para ello deberemos analizar cuidadosamente las ventajas que cada una nos ofrece.
Las ventajas son varias y van desde los costos que cobran los bancos por los servicios, el tipo de atención al cliente, la posibilidad de operar vía web y la ubicación de los cajeros automáticos.

Al momento de abrir una cuenta, la entidad financiera le solicitará algún documento que certifique su identidad. Además deberemos aportar una constancia de domicilio y contar con un pequeño capital para abrir la cuenta. El monto de dinero inicial varía. Por lo general el primer aporte es pequeño y se solicita además otra pequeña cantidad a los efectos de que se le otorgue la chequera. Algunas entidades financieras, otorgan la posibilidad de abrir simultáneamente más de una cuenta.

Todo esto es lo básico, luego tendremos la oportunidad de optar por querer operar online o no. Caso similar sucede con las tarjetas de crédito. Resulta común que, luego de abrir una cuenta en determinada entidad, se nos ofrezca la tarjeta de crédito que la entidad patrocina.

Las libretas de cheques son una de las principales ventajas con las que contaremos. Para aquellos que no conocen el funcionamiento de los cheques, podemos decirle que los mismos han de ser endosados en la parte de atrás con la fecha, el documento de identidad y la firma de la persona. Los cheques pueden ser al portador o cruzados. En el caso de los cheques cruzados, es necesario que la persona que recibe el cheque tenga una cuenta en la misma entidad financiera para poder cobrarlo sin problemas. Sino deberá depositarlo y luego transferirlo, pero la operación será más engorrosa.

En algunos países, como los Estados Unidos por ejemplo, es necesario residir en el país para abrir la cuenta. Antes se podía realizar vía web, pero los distintos perjuicios ocasionados por el manejo de cuentas y tarjetas han hecho que se tomen esas medidas.
A los efectos de agilizar los pagos en el exterior, las empresas tienen la posibilidad de abrir cuentas bancarias en el extranjero. Es muy común en el caso de las empresas que se dedican a la importación o exportación de productos. En el caso de las empresas, se les exige que presenten las actas de conformación de sociedad empresarial, los datos de sus integrantes al igual que avales y respaldos bancarios.

La documentación será verificada por un notario en el país en donde la empresa desea abrir la cuenta. Para asesorarse mejor, las empresas suelen solicitar via e-mail, manuales e instructivos a las entidades financieras.

El consejo en este caso, es limitar las actividades con este tipo de cuentas, a operaciones empresariales. A los efectos contables, el mezclar las actividades personales y empresariales puede ser muy engorroso.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies