Foto: @alviseni

Hacienda ha tomado una medida que sin dudas dará que hablar: hasta el próximo 30 de noviembre se podrá blanquear todo tipo de dinero negro, incluido el efectivo.

Esto queda de manifiesto gracias a una orden del Ministerio de Hacienda en la que se regula la declaración tributaria especial para aflorar los fondos mediante un peaje del 10%. La esperanza del Gobierno pasa por ingresar 2.500 millones con esta medida.

En el caso de activos y otras cuentas en el extranjero los fondos deberán haberse obtenido como máximo hasta el 31 de dicidembre del 2010. Pero en el caso de efectivo no existen tales restricciones. Aquí “se entenderá que es titular del mismo con anterioridad a 31 de diciembre del 2010” cuando antes de presentar la declaración haya depositado el dinero “en una cuenta cuya titularidad jurídica corresponda al declarante abierta en una entidad de crédito residente en España, en otro estado de la Unión Europea, o en un estado integrante del Espacio Económico Europeo que haya suscrito convenio con España para evitar la doble imposición (…)”.

La medida ha sido criticada desde diferentes sectores, que entienden que la medida debió ser dirigida al dinero en efectivo que pueden tener particulares o empresarios oculto en sus domicilios procedentes de la época del boom inmobiliario.

No cabe duda de que estamos en presencia de un periodo de amnistía fiscal que se prolongará hasta el 30 de noviembre. Eso sí, para acabar de convencer a los defraudadores, el Ejecutivo anunció el endurecimiento de la lucha contra el fraude fiscal tras ese periodo de gracia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies