Está confirmado, los países del euro decidieron ayudar al sistema bancario español con un préstamo máximo de 100.000 millones de euros condicionado al saneamiento del sector.

Los ministros de Finanzas interactuaron en una teleconferencia y sellaron un acuerdo que debe ayudar al país a “recuperar gradualmente la confianza” en los mercados y a “crear las condiciones” para volver al crecimiento y el empleo.

El anuncio fue realizado por el presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, y el comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn.

La ayuda, que incluye un colchón adicional para garantizar que se cubren “todas los posibles requisitos de capital” de la banca, se otorgará al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que se encargará de canalizarla hacia las entidades afectadas, según dijo el Eurogrupo en un comunicado al final de la reunión.

El Ejecutivo español tendrá, no obstante, la “plena responsabilidad” de la asistencia económica y estará obligado a firmar un Memorando de Entendimiento con sus socios de la eurozona.

En cuanto a los recursos, los mismos procederán del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) y del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), aunque aún no se ha concretado en qué proporción ni forma.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies