En la jornada de ayer quedo clara cual será la postura de la Comisión Europea. No inyectará  dinero en cualquier banco, agregando que la línea de crédito de hasta 100.000 millones de euros que recibirá España para recapitalizar su sistema bancario no es ‘un cheque en blanco’ para los bancos.

En tal sentido, el presidente del BCE, Mario Draghi indicó que el Eurosistema seguirá aportando liquidez a los bancos que sean solventes. De paso aclaró que no existen actualmente riesgos de inflación en ninguna economía de la zona euro.

Draghi defendió el rol del BCE durante la crisis puesto que se ha mantenido fiel a su deber de mantener la estabilidad de precios en el medio plazo. Aprovechó además para recordar que una ‘adecuada liquidez’ en tiempos de inestabilidad incluye también el volumen de dinero del BCE que contrarresta la incapacidad temporal de los bancos para refinanciarse en el mercado.

Sobre el cierre de su alocución Draghi se vio optmista debido a que los objetivos de las subastas de liquidez a tres años de diciembre y febrero han sido ‘ampliamente satisfechos’ y a que ya se han podido eliminar las limitaciones en la oferta de crédito bancario.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies