Si bien a veces podemos desesperarnos cuando las puertas se cierran, los expertos financieros recomiendan no salir del circuito bancario.

No hay que salir a la desesperada en busca de dinero. Es cierto que si no podemos acceder a una entidad bancaria, podemos recurrir a las sociedades de crédito privadas registradas y reguladas , aunque siempre supone un mayor coste en intereses.

Si tampoco podemos llegar a ellas, los expertos desaconsejan absolutamente los prestamistas privados. Pero si realmente estamos desesperados es indispensable asistir asesorado por un abogado financiero y dejar huella por escrito de todas las decisiones: presupuesto financiero, gastos de intermediación, tipo de interés principal y de demora, TAE anual… Y qué garantías se van a pedir: si son hipotecarias, qué bien se va a hipotecar y a nombre de quién, y la tasación.
Todo por escrito y leyendo atentamente la letra pequeña.

Es fundamental recordar que nadie da nada por nada y menos los prestamistas …

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies