Durante este primer semestre, BBVA ganó un 35,4% menos de dinero que en igual periodo del ejercicio anterior.

En España, el BBVA registró unas pérdidas de 221 millones de euros en el primer semestre, que a final de año acabarán elevandose a alrededor de 500 millones.
Este resultado se produce porque la entidad ha cargado las provisiones exigidas por los dos reales decretos del Gobierno a los resultados de la división España-Portugal y no contra resultados del grupo. Hasta ahora, BBVA ha realizado un tercio de las provisiones exigidas. Quedan pendientes 3.203 millones, que se completarán a fin de año, a un ritmo de un tercio por trimestre.

Si bien la entidad no necesitará capital adicional para cumplir todas las exigencias se busca si una forma de hacer caja.
Durante este semestre BBVA ha vendido 2.500 inmuebles, un 40% más que el anterio, y a este ritmo, en un plazo de 18-21 meses,o sea para el 2014, se habrán vendido todos los que se han tenido que adjudicar hasta ahora por la morosidad.
La estrategia es sencilla y consiste en bajar el precio gradualmente, mes a mes, con el margen que les da tenerlos provisionados para no generar pérdidas, hasta colocar en el mercado esos activos.

Actualmente BBVA tiene una tasa de morosidad del 4%, aunque en España sube al 5,1%, cuatro décimas más que hace un año. Su cartera de deuda española ha descendido en 1.600 millones de euros en el último trimestre, situandose en 26.000 millones.

La entidad tiene confianza en que el tiempo haga notar los pequeños cambios favorables que pasan sobretodo por la reducción del endeudamiento de los hogares y el menor peso del sector de la construcción residencial en el PIB.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies