A la hora de solictar un préstamo hay que tener algunos conceptos claros. En primer lugar saber que en algún momento deberemos comenzar a pagarlos y que siempre será más de lo que hemos pedido.
Claro, la necesidad de contar con el dinero hace que igualmente precisemos realizar la operación. Pero cuidado, hay que tener presente para que queremos el efectivo.

No parece ser muy inteligente comprar un dispositivo tecnológico de último modelo.
Los préstamos a los bancos deben solicitarse sólo para cosas que sean una inversión en tu futuro, como la compra de una casa, un vehículo o financiar una carrera.

Además, si necesitas pedir un crédito te recomendamos que ahorres lo máximo posible, de tal forma que lo que debas pedir prestado sea mínimo.

Intenta acordar con tu banco una tasa de interés que no te afecte en gran medida y por sobretodas las cosas nunca pidas préstamos para pagar otras deudas, puesto que de esta manera lo único que estás haciendo es endeudarte más.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies